1. Cuando sacas a pasear a tu perro, ¿qué elementos siempre llevas contigo?

Correct! Wrong!

Respuesta B: Tanto la correa como la bolsa para sus necesidades son indispensables. Sin embargo, debes ser muy cuidadoso y siempre tener a tu mascota con su debida placa donde se encuentre toda la información de contacto en caso de pérdida. Puedes preguntar por ella en la tienda de mascotas más cercana.

2. Cuando te invitan a un paseo por varias semanas, ¿quién se queda cuidando a tu perro?

Correct! Wrong!

Respuesta C: Si tienes la posibilidad de llevar a tu mascota contigo, ¡hazlo! Los animales necesitan sentirse acompañados pero, sobre todo, amados por sus dueños. Si tu mascota pasa mucho tiempo con personas ajenas a su círculo social, puede tener problemas de depresión, además, ese tiempo les va a servir para afianzar la relación y crear recuerdos juntos.

3. El fin de semana que haces maratón de películas, ¿qué acostumbras darle de comer a tu mascota?

Correct! Wrong!

Respuesta B: Es importante que también consientas a tu mascota con comidas diferentes a las cotidianas, no hay nada de malo que el fin de semana lo premies por lo bien que se portó con un pasabocas de su agrado. Una galleta, un hueso saborizado o gomitas con vitaminas para sus huesos son algunas de las alternativas que puedes ofrecerle. Habla con su veterinario y pregúntale cuál es la mejor opción.

4. Cuando estás en el parque y otras mascotas se acercan a la tuya, ¿qué acostumbras a hacer?

Correct! Wrong!

Respuesta A: Desde pequeño es importante que tu mascota socialice con otros perros, esto le va a permitir desarrollarse mayor seguridad en sí mismo. Aprovecha ese tiempo y socializa también con otros dueños, pueden hablar de tipos de comidas u otras recomendaciones relacionadas.

5. Si le sientes mal olor en la boca a tu mascota, ¿cómo reaccionas?

Correct! Wrong!

Respuesta B: Siempre debes estar pendiente del cuidado dental de tu mascota, al menos lava sus dientes una vez a la semana. Acostúmbralo a esta rutina para que más adelante el tema o se torne molesto para ambos. Ten mucho cuidado a la hora de comprar su cepillo de dientes, limpia bien su lengua y la parte de atrás de sus muelas, o en el caso de ser muy pequeños, utiliza tu dedo para frotar suavemente sus encías.