El pago de las cesantías se realiza anualmente a mediados del mes de febrero. Conoce en qué situaciones las puedes retirar y la importancia de darle un buen manejo a este recaudo. 

 Las cesantías son una prestación social a la que tienen derecho todos los trabajadores colombianos que cuentan con un contrato laboral a término fijo o indefinido. Debes tener en cuenta que son pagadas por el empleador una vez al año y corresponde a un salario anual. El pago de este aporte tuvo plazo hasta el pasado 14 de febrero.

¿Para qué sirven las cesantías?

De cuerdo a Guido Orozco Ortega, financial planner de Old Mutual, uno de los usos prioritarios que se le debe dar a las cesantías es el ahorro, de esta forma se logra tener como un soporte a la hora de quedar desempleado o tener algún tipo de imprevisto. Es así como este recurso puede cubrir los gastos del cesante mientras que se emplea nuevamente.

Otros casos en los que se pueden usar es para la inversión de vivienda y educación. En este último punto, deberás presentar la orden de matrícula de la institución educativa para que aprueben el retiro de este aporte.

Un respaldo para los trabajadores

Existen dos tipos de portafolio que le dan la opción al trabajador de ahorrar sus cesantías y aquí te los explicamos.

El primero de ellos es el portafolio a largo plazo, el cual comienza a regir luego de cumplirse los primeros seis meses del contrato laboral. En ese sentido, este tipo de ahorro te permitirá:

● Mayor rentabilidad a medida que pase el tiempo.

● Conservar las cesantías por un periodo mayor de 6 meses.

● Tener un recaudo mayor para invertir en vivienda o educación.

● En caso de quedar desempleado podrás retirar sus cesantías sin pagar ninguna comisión.

● La rentabilidad del ahorro se debe calcular en un periodo acumulado de 24 meses.

Por otro lado, el ahorro a corto plazo sirve cuando se requiere hacer retiros parciales o totales. Las características de este portafolio son:

●Es utilizado para retirar las cesantías en un periodo menor a seis meses, y se calcula de acuerdo a un periodo acumulado de tres meses.

● La rentabilidad de este ahorro es menor a la que se obtiene con el portafolio de largo plazo.

● Mitiga el riesgo de pérdida en los retiros que se realizan a corto plazo.

● No tendrás que pagar costos de comisión por retirar las cesantías si se queda sin empleo.

De acuerdo a Orozco, el pago de las cesantías por parte de los empleadores busca generar una cultura de ahorro en el trabajador, es así como el colaborador podrá recibir un mes de salario por cada año laborado y normalmente se liquida de acuerdo al último salario mensual.

Si en tu caso estás contratado por prestación de servicios debes saber que puedes ahorrar de forma voluntaria en un fondo de cesantías, esto te ayudará a aprender a administrar tus finanzas personales y te generará una cultura de ahorro de la cual te puedes beneficiar a futuro frente a algún imprevisto o necesidad financiera.