Según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), la prevalencia de alergias alimentarias en adultos es de 1% a 3% y en niños de 4% a 6%, estadísticas del último año, que ponen en evidencia la importancia de saber detectar a tiempo este tipo de alergias.

 La alergia alimentaria es una patología muy común que se desencadena por un alergeno, en este caso un alimento, que produce una reacción inflamatoria que conlleva, dependiendo de su tipo, diversos signos y síntomas.

Según la doctora Ingrid Alarcón, Alergóloga de Compensar, las alergias alimentarias se manifiestan en los primeros años de vida del paciente, “estas alergias se detectan antes del primer año de edad, justo después de haber introducido los alimentos a la dieta. Por esta razón, es poco probable que una alergia alimentaria se desarrolle cuando se es adulto”.

Asimismo, la doctora Ingrid Bissinger, alergóloga y miembro de la Asociación Colombiana de Alergia, Asma e Inmunología (ACAAI), asegura que “las alergias tienen un componente genético. Por lo tanto es muy probable que las alergias se hereden”.

Las alergias se detectan mediante la revisión de la historia clínica del paciente y la respectiva exploración física que realiza el especialista. No obstante, por medio de pruebas cutáneas o de punción y escarificación también se puede reconocer el desarrollo de una alergia.

A continuación te presentamos los diversos tipos de síntomas que te ayudarán a detectar si sufres de una alergia alimentaria:

Los alimentos que suelen desencadenar más alergias alimentarias son: leche, huevo, soja, mariscos, trigo, pescado y frutos secos como cacahuetes o nueces. Por ello, ante la detección de una alergia alimentaria es importante “dejar de consumir el alimento, debido a que continuar con su consumo pondrá en riesgo la vida del paciente, generando una reacción alérgica severa” asegura la Dr. Alarcón.

Las alergias alimentarias tienen cura. Según la Dr. Bissinger, “si se deja de consumir por mucho tiempo el alimento que causa la alergia, las células de memoria, que eran alérgicas a ese alimento, se van a morir, eliminando las reacciones alérgicas”.

No olvides que si presentas alguno de los síntomas propios de una alergia alimentaria, debes acudir a tu médico de cabecera de Compensar, él estudiará tu historia clínica y te realizará diferentes exámenes para dictaminar a qué se debe tu padecimiento y cuál es el mejor tratamiento.

¿Te gustó este tema?