La banda Rocka-Ska nos cuenta cómo una sala con micrófonos y retorno amplificado ha marcado la diferencia en la calidad de sus ensayos y en el desempeño de los músicos.

Para cualquier grupo musical, es fundamental tener un buen espacio en el cual practicar en grupo regulamente. Estos lugares deben ser amplios e insonorisados, tener aire acondicionado y amplificadores entre otras características. Sin embargo, aunque en nuestra ciudad hay muchas salas de ensayo, muy pocas cuentan con un excelente tratamiento acústico y equipos de alta gama, ¿ya conoces sus beneficios?

 

La banda Rocka-Ska nos dejó entrar a uno de sus ensayos y compartieron con nosotros cómo el contar con una sala de este tipo ha cambiado por completo su desempeño musical. ¡Conócelos!

¿Te ha gustado este artículo?