Lecciones de liderazgo de Steve Jobs

Si en este momento está leyendo este artículo y escuchando música al mismo tiempo en su celular o computador personal es gracias a Steve Jobs, considerado uno de los grandes innovadores del siglo XXI. Siga estos consejos de Jobs para que su empresa sea igual de exitosa a Apple.

Steve Jobs fundó a Apple en 1976 junto a su amigo Steve Wozniak. En 1985 fue destituido por la compañía, razón por la cual, al año siguiente decide comprar The Graphics Group, hoy conocida como Pixar, siendo director ejecutivo de esta compañía revolucionó las películas de animación con Toy Story, al convertirse en el primer largometraje animado por computadora.

Después de 12 años regresó a Apple, salvándola de la bancarrota y en 2011, cuando falleció, la convirtió en una de las empresas más valiosas del mundo, incrementando en 150.000 millones de dólares su valor en bolsa.

Por ello, Steve Jobs es uno de los grandes referentes para los empresarios y emprendedores que buscan consolidar una compañía. Estas son algunas de sus lecciones de liderazgo, plasmadas en el libro de Walter Isaacson:

● Concéntrese: cuando regresó Jobs a Apple encontró que se estaba produciendo versiones diferentes del Macintosh, computador personalizado. Esto lo llevó a enfocarse en la realización de cuatro productos que no fueran correctos sino excelentes.

Steve también solía anualmente llevarse a 100 de sus mejores empleados a un retiro, donde lanzaban muchas ideas sobre las cosas que debían hacer. Así, creaba una lista de 10 puntos, de los cuales tachaba los siete últimos porque sólo tres se podían llevar a cabo.

Por eso, cuando establezca metas para su empresa, concéntrese en definir las que sí sean realizables, no caiga en el error de abarcar muchos objetivos y no cumplir ninguno.

● No deje que los focus group lo esclavicen: “nuestra tarea es leer cosas que todavía no están en la página”, aseguraba Jobs haciendo referencia a las investigaciones de mercadeo que según él no servían porque “la gente no sabe lo que quiere hasta que se lo muestras”.

Así Jobs se guiaba más por la intuición y los productos que él y sus amigos necesitaban. Este pensamiento lo llevó a crear grandes innovaciones como el iPod, un dispositivo sencillo que reproducía miles de canciones y que no se encontraba en el mercado.

Para llevar esta lección a lo local, un buen ejemplo es Crepes &Waffles, su cofundador Eduardo Macías, afirmó en una conferencia realizada en la Universidad de los Andes en 2010 que, “si en 1980, época en la que se fundó la empresa, hubiese preguntado a los colombianos si estaban interesados en comer crepes, tal vez hoy no existiría esta compañía”.

● Transmita: Steve Jobs tenía claro que las personas se forman una opinión de una empresa o producto basándose en su presentación, lo que lo llevó a diseñar y rediseñar las cajas del Macitosh, sabía que una buena experiencia empieza desde el mismo momento en que se abre el producto.

De tal forma que, cuando cree una marca o empresa. Tenga en cuenta que todo comunica. Por esta razón, asegúrese de transmitir el mensaje correcto.

● Trabaje con los mejores: busque personas que lo lleven a otro nivel, lo inspiren y le exijan ser mejor. “He aprendido con el paso de los años que cuando cuentas con gente muy buena no necesitas estar siempre encima de ellos”, le explicó Steve Jobs a Walter Isaacson, autor de su biografía.

De hecho, cuando un líder se rodea de un buen equipo aumenta la probabilidad de obtener mejores resultados.

● Fomente el cara a cara: en una época en la que predomina el uso de dispositivos móviles y la conexión a Internet permite estar en constante contacto con familiares, amigos y compañeros de trabajo. Steve Jobs insistía en fomentar la comunicación cara a cara.

“La creatividad surge en reuniones espontáneas, en las discusiones imprevistas. Te encuentras con alguien, le preguntas qué estás haciendo, dices “¡Oh!”, y de pronto te encuentras cavilando otro tipo de ideas” afirmó Jobs. Por eso, cree encuentros efectivos que estimulen los sentidos de sus colaboradores.

Sin duda alguna, estas lecciones le servirán para lograr una empresa sostenible, que perdure en el tiempo. No olvide la siguiente frase de Jobs, “las personas que están lo suficientemente locas como para pensar que pueden cambiar el mundo son las que lo cambian”. Por ello, no tema en arriesgarse y presentar ante el mundo productos que puedan revolucionar positivamente la forma en cómo se vive.

¿Te gustó este tema?