Colaboradores de Compensar le dicen sí a las prácticas de bienestar laboral

La pandemia del Coronavirus ha cambiado drásticamente las rutinas de millones de ciudadanos alrededor del mundo, a tal punto que hay quienes incluso lo consideran como “el virus acelerador de la transformación”, permeando no solo los entornos familiares de las personas, sino también sociales y, por supuesto, laborales. Conoce la importancia de las prácticas de bienestar laboral.

Específicamente en el ámbito laboral, compañías de todos los sectores y tamaños han tenido que adaptar sus procesos tanto productivos como organizacionales, destacándose la implementación de nuevas formas de trabajo, entre ellas la modalidad remota, a lo que se suman los procesos de capacitación y actualización de la planta de personal, orientados cada vez más a las realidades del mercado, que exigen el desarrollo de otras habilidades. Además, dentro de las nuevas dinámicas se destaca también el entorno digital, mediado por las videollamadas, conferencias, encuentros y actividades virtuales.

Adicionalmente, otros factores familiares, laborales y sociales han venido trastocando las rutinas diarias de los empleados como, por ejemplo, multiplicidad de tareas, aislamiento, adaptación a otros contextos, estrés, presión, incertidumbre, ansiedad, entre muchos otros.

Y, precisamente, un estudio realizado por FTI Consulting en cuatro ciudades del país, asegura que 4 cuatro de cada 10 trabajadores dicen sentirse bastante agotados y siete de cada 10 consideraría cambiar de actividad si pudiera hacerlo, lo que ratifica la importancia de fortalecer permanentemente las estrategias organizacionales orientadas a favorecer el bienestar físico, mental y emocional del personal.


El ejemplo de bienestar laboral empieza por casa

Colaboradores de Compensar realizando prácticas de bienestar laboral

Consciente de esta realidad y en línea con el interés por el progreso de la clase trabajadora, base fundamental sobre la cual los empresarios, de manera voluntaria, dieron origen a las cajas de compensación familiar, Compensar, vive desde adentro una filosofía centrada en el bienestar integral de las personas, que extiende a sus empresas afiliadas con quienes trabaja de la mano para contribuir al mejoramiento de la calidad de vida de los colombianos.

Y como el ejemplo de bienestar laboral empieza por casa, sus colaboradores disfrutan de primera mano el impacto de esta gestión empresarial fundamentada en el ser, mediante una estrategia integral que, en concordancia con la coyuntura impuesta por la pandemia, desde el año pasado ha estado orientada, principalmente, en cuatro aspectos:

1. La habilitación de capacidades tecnológicas y logísticas para que los colaboradores, cuyos roles así lo permitan, puedan trabajar desde casa, garantizando la continuidad de las operaciones con procesos virtuales de acompañamiento continuo. Además, la aceleración del modelo formal de teletrabajo, concentrando los esfuerzos en el análisis de sus condiciones locativas, físicas y emocionales, cerrando el 2020 con 1.855 personas activas en él.

2. El desarrollo de diferentes acciones orientadas a reducir la exposición y contagio del virus, entre ellas, la implementación de los protocolos de bioseguridad correspondientes, la entrega de los elementos de protección personal individual (EPP) de acuerdo con el perfil y la especificidad de las actividades y estrategias orientadas a fortalecer la cultura del autocuidado y la prevención.

3. El fortalecimiento de la estrategia virtual de formación, generando a través de su Universidad Corporativa experiencias de aprendizaje alineadas con las nuevas habilidades requeridas para afrontar los desafíos que trajo consigo la pandemia, además, ampliando la oferta en temas de desarrollo personal y familiar, y extendiendo los beneficios a las familias de sus colaboradores.

4. La integración de todos los programas de acompañamiento al colaborador y su familia en una estrategia integral denominada “Plan de Cercanía”, con el fin de brindarles una oferta de bienestar 360° orientada a desarrollar las capacidades necesarias para afrontar los desafíos derivados de la contingencia, atendiendo las dimensiones física, emocional, familiar y financiera, lo que implicó el diseño, mantenimiento, fortalecimiento y adaptación a la modalidad virtual de algunas de las acciones que ya se venían desarrollando de tiempo atrás.

Fruto de este trabajo, en el 2020 se registraron, entre otras, las siguientes cifras de gestión: más de 710.000 horas de formación virtual; 19.000 participaciones en los programas de pausas activas; alrededor de 7.000 colaboradores beneficiados a través de descuentos especiales en convenios corporativos; 5.336 participantes en el programa “SaludableMENTE” que busca promover la adopción de hábitos de vida saludables; alivios financieros otorgados a 5.145 usuarios de sus Cooperativas de Ahorro y Crédito; 13.000 usos y 3.200 asistentes en actividades deportivas y recreativas virtuales; participación del 86 por ciento de la población en Bienestar a la Carta, plataforma que reúne en un solo lugar toda su oferta de bienestar; cerca de 1.200 asistentes a conferencias, charlas y espacios de reflexión para mejorar la salud emocional; 16.300 participaciones en jornadas de prevención de riesgo osteomuscular e implementación de diferentes estrategias para garantizar la estabilidad laboral de todos sus colaboradores directos.

A través de estas prácticas de bienestar laboral enmarcadas en el bienestar integral de los trabajadores y sus familias, Compensar ratifica que lo más valioso de las organizaciones son las personas y su capacidad para sobreponerse ante la adversidad, alineando los propósitos colectivos con los individuales y articulando diversos factores que movilizan a cada uno de los colaboradores hacia la consecución de los objetivos organizacionales.

Consulta más información en: https://corporativo.compensar.com/