Abuela-padre-e-hija-adolescente

Con el paso del tiempo el significado de este concepto ha evolucionado tanto como las necesidades y las expectativas de la gente.

Organismos internacionales como la OCDE -al que Colombia se adhirió oficialmente en el 2020- han indagado por el bienestar en los países a través de mediciones como ¿How’s Life?, que analiza 15 dimensiones distintas, entre las que se encuentran salud, vivienda, trabajo y calidad del empleo, ingreso y patrimonio financiero, conexiones sociales, balance vida, trabajo y seguridad. Dentro de este informe, específicamente el capítulo ‘¿Cómo va la vida en Colombia?’ arrojó buenos resultados en el indicador ‘satisfacción respecto a la vida’, ubicando al país por encima del promedio respecto a las otras 37 naciones de la OCDE pero, al mismo tiempo, este documento también evidenció hallazgos en aspectos como brecha salarial entre géneros y sensación de seguridad, por mencionar algunos.

Indiscutiblemente, el bienestar es un interés legítimo de todos, sin embargo, con el paso del tiempo su significado ha evolucionado al ritmo de las necesidades y las expectativas de la gente, al punto de existir tantos significados como personas, pues se trata de un concepto en constante cambio, único y personal, mediado por las formas de concebir la vida de cada individuo.

En medio de este panorama, entidades como Compensar, que desde hace más de 42 años acompañan a sus afiliados con soluciones orientadas al mejoramiento de su calidad de vida, ha podido confirmar que solo en la medida que este abordaje sea cada vez más integral, es realmente posible generar un impacto significativo sobre las personas y su entorno, y para ello es fundamental concebir al ser humano desde una visión 360.

Evolucionando el modelo tradicional de salud

En coherencia con este postulado, desde hace varios años la entidad viene trabajando en la implementación de un modelo innovador de atención integrado de servicios de salud y caja, que involucra en su atención tanto a profesionales de la salud, como de acondicionamiento físico, manejo del estrés y finanzas personales, entre otros, y que, en palabras de Jorge Guevara, gerente del modelo de salud de Compensar, “es el gran propósito que nos hemos trazado como organización, a través de la creación de un ecosistema de bienestar integral que transforma la experiencia de nuestros usuarios” agregando que, “para atender a nuestros pacientes hemos articulado la manera cómo interactúan los profesionales de la salud (enfermeros, médicos, odontólogos o especialistas) con los profesionales de bienestar (docentes de recreación, educación y deporte), logrando una mirada holística de las necesidades de las personas, que nos permite responder con un enfoque que transciende la forma tradicional de definir la salud”
Y es que Compensar parte de la salud como un aspecto fundamental para asegurar el bienestar integral de las personas, y al mismo tiempo es consciente de que esta va más allá de la ausencia de la enfermedad, pues para estar bien las personas requieren un equilibrio en diversos aspectos. “Nosotros no entendemos la salud como la carencia de enfermedad, sino como una oportunidad de mejorar la calidad de vida de las personas trabajando en pro de su equilibrio físico, mental, social y espiritual, explica Guevara.

De este modo, el bienestar que para algunos es tener buena salud y, para otros, se resume en el fortalecimiento de las relaciones, las finanzas saludables e incluso, en sentimientos de satisfacción y tranquilidad, adquiere cada vez más sentido, y en esta medida, la entidad orienta esfuerzos para identificar el momento de vida de cada persona, sus retos y proyectos a futuro, para en torno a ello tejer una serie de soluciones que la doten de capacidades para hacerlos realidad, y que sumadas contribuyen a su bienestar integral.

Es así como en Compensar, la salud y el bienestar tienen la misma esencia, y de acuerdo con Juan Manuel Rivadeneira, gerente de Recreación Educación y Deporte, “profundizamos nuestra mirada global, especialmente en las unidades de bienestar y de salud, gracias a lo cual, desarrollamos tres programas bandera, que nos han permitido descubrir efectos muy favorables en las personas en la medida que se eleva su calidad de vida”.


Ecosistema de bienestar integral

El primero de esos programas está pensado en las necesidades de la tercera edad (adultos mayores de 60 años) e involucra actividades dirigidas tanto por profesionales de la salud como por docentes de bienestar, enfocadas al fortalecimiento de la motricidad, la estabilidad y el equilibrio, actividades de relacionamiento, entre muchas otras.

En este caso, la terapéutica farmacológica en los pacientes se mantiene, siempre que sea necesario, “a la vez que fomentamos lo que llamamos terapéutica no farmacológica, orientada hacia la implementación y fortalecimiento de hábitos saludables”, agrega Jorge Guevara, gerente del modelo de salud de Compensar.

El segundo programa, tiene acento en la consolidación de sus Centros de Bienestar Integral (CBI), sedes livianas, versátiles y ubicadas muy cerca de donde viven o trabajan los afiliados a Compensar y sus familias, facilitando su acceso a una oferta de servicios diseñada acorde con sus características, intereses y necesidades particulares, en los que también intervienen profesionales de ambas disciplinas, que buscan entregar soluciones alternativas a sus participantes. “Esta metodología la estamos aplicando en las sedes San Roque, Chía, Sede Integral Suba y Autopista Sur, donde los afiliados con diagnósticos de hipertensión, obesidad o diabetes, por ejemplo, son objeto de una intervención global que involucra actividad física y programas de bienestar emocional, reportándose mejoras en su fuerza muscular, elasticidad y peso”, manifiesta Juan Manuel Rivadeneira.

Y el tercero está centrado en la atención a población vulnerable. Dentro de los planes dirigidos a este segmento, se destaca Corazones Conscientes, del que hacen parte 253 colaboradores de Compensar con alto riesgo cardiovascular, además de programas abiertos de cuidados paliativos, para personas con diagnósticos terminales, otro para sobrevivientes de cáncer y uno más, enfocado en el cuidado de niños y niñas con enfermedades huérfanas o raras, este último, denominado Corazones Valientes, coordinado en alianza con el Instituto Roosevelt, gracias al cual se ha logrado disminuir, en este grupo de menores, las hospitalizaciones en Unidad de Cuidados Intensivos en un 80 por ciento y las urgencias en el orden del 55 por ciento.

Más bienestar para los adultos mayores



Una novedad dentro de las iniciativas de atención para la tercera edad es la construcción que actualmente se adelanta de un Centro Especial para el adulto mayor, en el municipio de Fusagasugá – Cundinamarca, con capacidad para alojar a 60 adultos mayores bajo un modelo de residencia, con permanencias de corta y larga estancia.

“Además de tener un clima templado que favorece la salud de los adultos mayores, el Centro Especial de Fusagasugá cuenta con amplias zonas verdes que les permitirá conectarse con la naturaleza, piscinas, donde trabajarán actividades de motricidad dirigidas por docentes de bienestar; excelente alimentación y constante estimulación por medio de actividad física”, aseguró Juan Manuel Rivadeneira.

Un modelo que favorece la calidad de vida

A cierre del 2021 Compensar espera haber impactado directamente a alrededor de 12.000 personas con este modelo y continuará con el reto de llegar a sus más de 4 millones de afiliados, tanto a caja como a salud. “Actualmente, los participantes de los programas llenan una encuesta de autopercepción de su bienestar, antes y después de ingresar, y es muy gratificante ver que el 90 por ciento de ellos mejoran su autopercepción a niveles de bienestar positivo. Eso es lo que queremos lograr con todas las personas que se irán vinculando”, puntualizó Jorge Guevara.

Y es que cuando el bienestar de las personas se eleva, aumenta su calidad de vida, y cada vez están más aptas física y emocionalmente para hacerles frente a los retos del futuro, algo que Compensar tiene claro y por lo que seguirá trabajando incansablemente, ratificando su compromiso a través de iniciativas como estas, que se traducen en ciudadanos productivos, saludables y felices.



Más información en https://corporativo.compensar.com/