El poder jerárquico de una empresa, dirigir de manera autoritaria y no tener un objetivo claro son factores que dificultan la dirección de equipos. Para evitar la alta rotación y alcanzar los resultados esperados, siga estas recomendaciones. 

La dirección de equipos no solo se basa en delegar funciones sino en seleccionar las mejores herramientas para comunicarse asertivamente con sus colaboradores, logrando así un alto rendimiento. 

Si bien las empresas cuentan con una estructura jerárquica que facilita la toma de decisiones y la forma como se organizan y gestionan sus proyectos, hay que comprender que la persona a cargo de los colaboradores no solo da órdenes, sino que también motiva y propicia un clima laboral ameno.  

Si maneja equipos de trabajo evite estos errores:

Laura Alejandra Castañeda, psicóloga y consultora de desarrollo organizacional y seguridad y salud laboral en Pinzón & Castañeda Consultores S.A.S, le explica lo que nunca debe hacer si quiere lograr un exitoso trabajo en equipo. 

  • Órdenes contradictorias. La confusión en un lugar de trabajo no debe existir, cuando esto ocurre significa que el líder o jefe no tiene claro los objetivos. Esto conlleva a que el colaborador quede a la deriva y no tenga la claridad para resolver cualquier problemática. Por ello, nunca cambie las reglas de juego sin previo conocimiento. 
  • No definir roles. Si bien existe una tendencia por crear organizaciones holocráticas donde los empleados son responsables de sí mismos y realizan sus propias funciones sin necesidad de recibir el acompañamiento de un jefe; esto solo sucede en empresas que cuentan con años de experiencia. Sin embargo, este modelo no es viable si se quieren tomar las mejores decisiones. Por esta razón, es fundamental definir roles y responsabilidades para evitar inconvenientes. 
  • No reconocer las habilidades de su equipo. Pregúntese cuántas veces sus colaboradores le han pedido que les aclare una duda o le han sugerido una nueva estrategia. Si la respuesta es pocas veces o nunca, probablemente a usted le cuesta motivar a su equipo y no tiene en cuenta sus opiniones.  

También le puede interesar: Compensar, un aliado para las empresas

Claves para gestionar a tu equipo 

  • Tener claro el objetivo. Cuando se traza una meta, sabrá qué acciones debe generar para alcanzarla. Por eso, el primer paso es tener claro lo que quiere lograr. 
  • Asignar las tareas correspondientes a cada miembro del equipo. Teniendo en cuenta los conocimientos, habilidades y capacidades de sus colaboradores delegue las actividades que deben desarrollar.  
  • Realice constantemente una retroalimentación. Si quiere mejorar los procesos, fortalecer el sentido de pertenencia e identificar cómo se siente su empleado, debe buscar espacios propicios para reconocer sus logros e identificar oportunidades de mejora, así su colaborador sabrá que es pieza fundamental del equipo. 
  • Sea un líder, solo así sus empleados reconocerán en usted un ejemplo a seguir, logrando que cada miembro del equipo se desenvuelva correctamente y gestione su trabajo.

El poder jerárquico permite que cada miembro de la organización contribuya a alcanzar mejores resultados. Frente a esto, es fundamental que usted y sus colaboradores comprendan la estructura de la empresa para identificar a quién le tiene que responder, es decir, su jefe, y cuáles son las funciones que debe desempeñar; así todos tomarán mejores decisiones que beneficiarán al negocio.