Mujer hace entrega de llaves para una vivienda propia

¿Quieres tener vivienda propia? Conoce las diferentes opciones para lograrlo y comenzar a vivir en la casa o apartamento que siempre has soñado.

Tener vivienda propia es una meta que muchas personas se trazan porque no solo es una de las mejores inversiones que pueden realizar, pues asegura el patrimonio,  sino que también proporciona una buena calidad de vida. En Colombia existen diferentes opciones para lograrlo:

Programas del Gobierno Nacional

1.   Mi Casa Ya

Es un programa dirigido a hogares con ingresos totales o menores a cuatro SMMLV (salario mínimo legal mensual vigente), el cual busca otorgar  un subsidio monetario de 30 SMMLV o de 20 SMMLV, de acuerdo con los ingresos de los postulantes.

Además, brinda una tasa de interés de 5 puntos porcentuales, la cual aplica para viviendas de interés prioritario que no superen los 90 SMMLV y de 4 puntos porcentuales para vivienda de interés social.

Requisitos para Mi Casa Ya

No puedes ser propietario de una vivienda en el territorio nacional, ni haber sido beneficiario de un subsidio familiar de vivienda otorgado por una Caja de Compensación Familiar, a excepción de los hogares con ingresos totales o menores a 2 SMMLV. Tampoco puedes haber recibido un subsidio por parte del Gobierno Nacional ni ser beneficiario de cualquier tipo de coberturas de tasa de interés.

Por último, debes contar con un crédito aprobado para la adquisición de vivienda o una carta de aprobación de leasing habitacional emitida por un establecimiento de crédito o el Fondo Nacional del Ahorro.

2.   Jóvenes Propietarios

Con el fin de facilitar la adquisición de vivienda para jóvenes entre los 18 y 28 años, el Gobierno Nacional creó el programa Jóvenes Propietarios que brinda condiciones favorables en el crédito de vivienda de interés social (VIS), así como garantías para el crédito hipotecario 100 % subsidiadas por el Gobierno Nacional.

Requisitos Jóvenes Propietarios

Comprar una Vivienda de Interés Social (VIS) nueva, tener ingresos inferiores a los 4 SMMLV, no ser propietario de una vivienda,  ni haber recibido un subsidio de vivienda por parte del Gobierno Nacional. Para quienes busquen acceder a la garantía 100 % subsidiada, deben tener ingresos inferiores a los 2 SMMLV.

Programas Caja de Compensación Familiar Compensar

1.   Subsidio de Vivienda

Si eres afiliado a la caja de compensación familiar Compensar puedes postularte al subsidio de vivienda hasta por $27.255.780. ¿Cuáles son los requisitos?

  • Estar interesado en adquirir vivienda VIS.
  • Tener conformado un hogar por una o más personas que integren el mismo núcleo familiar.
  • Ninguna persona que conforma el hogar puede ser propietaria o poseedora de vivienda, finca o lote, ni haber recibido subsidios de vivienda.
  • Presentar certificado de ahorros y/o cesantías demostrando el 5% del valor de la vivienda o si ya tienes separado el inmueble debes presentar certificado de separación de la constructora.
  • Tener aprobado o preaprobado el crédito hipotecario.

2.   Subsidio de arrendamiento

Este subsidio te ayuda a cubrir el 90 % del canon de arrendamiento de una vivienda nueva o usada, sin que este supere el 1 % del valor del tope máximo de vivienda de interés social. Existen dos opciones:

  • Arrendamiento: permite utilizar el subsidio por un plazo máximo de hasta 24 meses para uso en inmueble nuevo o usado con el fin de que puedas ahorrar para la adquisición de tu vivienda nueva con subsidio. 
  • Arrendamiento con opción de compra:  permite utilizar el subsidio por un plazo máximo de hasta 24 meses, sobre el inmueble que vas a comprar con subsidio de vivienda.

También te puede interesar: Banco de inmuebles, una iniciativa de Compensar para vender y adquirir vivienda

Créditos hipotecarios para tener vivienda propia

Existen diferentes tipos de créditos hipotecarios que ayudan a financiar hasta el 70 % de la vivienda.  A la hora de solicitarlo debes tener en cuenta:

–       Crédito en pesos:

El valor del crédito no cambia mientras lo estás pagando y puedes optar por dos opciones:

  1. Abono constante a capital. Esto significa que el valor de la cuota disminuye a partir de la segunda cuota.
  2. Cuota fija: el valor de la cuota se mantiene fija hasta pagar la totalidad de la deuda.

–       Crédito UVR:

Es una modalidad de financiamiento que permite pagar el crédito hipotecario a un mayor plazo. Las cuotas varían según la inflación.

Si eres afiliado a Compensar, y tienes subsidio de vivienda adjudicado e ingresos iguales o inferiores a 4 SMMLV, puedes obtener los siguientes beneficios:

  • Sistema de amortización constante a capital.
  • Cómodas cuotas mensuales al inicio del crédito.
  • Pagos en línea a través de PSE.
  • Costos de seguros más bajos: vida, desempleo, incendio y terremoto.
  • Si compras en proyectos propios de  Compensar no pagarás estudio de títulos, peritajes y avalúos.

Tener vivienda propia es posible. Asiste del 6 al 8 de agosto a la Feria Virtual de Vivienda y Crédito hipotecario de Compensar, un espacio que reunirá, en un solo lugar, más de 40 stands: constructoras, inmobiliarias, alternativas financieras, proyectos con y sin subsidio, así como descuentos y muchas sorpresas más.