Mindfulness empresarial

¿Qué tiene el mindfulness que ha logrado que las mejores empresas del mundo, consideradas las más innovadoras, como Google, Apple, Nike, Twitter, NASA, lo implementen dentro de su cultura corporativa? Mejorar la productividad y fortalecer la inteligencia emocional son algunos de sus beneficios.

 Aunque en los últimos años se han creado mitos alrededor del mindfulness y afirmado que es una panacea, estudios realizados por neurocientíficos como Richard Davidson, profesor de psicología y psiquiatría en la Universidad de Wisconsin-Madison, han comprobado su efectividad.

De hecho, él descubrió que mejora la actividad de la corteza prefrontal izquierda del cerebro asociada al crecimiento personal. Por ello, las personas aprenden a controlar sus emociones, son más atentos y reducen el estrés.

“El mindfulness, también conocida como atención plena, es un entrenamiento mental que permite ampliar la capacidad de ser conscientes de las acciones, pensamientos y emociones sin juzgar si están bien o mal”, afirman María Camila Urzola y Juan Younes, creadores de Yourz empresa enfocada en la enseñanza e investigación de esta técnica.

Esto quiere decir que se logra estar en el presente, así las personas se sienten más tranquilas, disminuyendo la ansiedad por pensar en el futuro o la melancolía de lo que ocurrió en el pasado.

¿Cómo aplicarlo a su empresa?

Según María Camila Urzola y Juan Younes, expertos en mindfulness, existen dos tipos de prácticas: informal y formal. La primera requiere menos tiempo que la segunda porque se realizan mientras se desempeñan las labores diarias. Lo ideal es que cada empleado escoja el momento indicado para hacer alguna de estas actividades.

Prácticas informales:

● Disfrute la bebida que toma diariamente: todos los días de manera inconsciente se dedica un momento para tomar café o agua. Durante un minuto concéntrese en esta acción y pregúntese ¿cómo es el café? ¿Qué siente cuando lo bebe? ¿A qué temperatura está? ¿Cómo es la tasa de café? Así, aprende a estar presente.

● Sea consiente de acciones simples: mientras se dirige a la sala de reunión o al baño, puede contar cuántos pasos da para llegar allá, cuestiónese qué pie lleva primero y cuáles son las sensaciones que se generan.

● No dejar la capacidad de asombro: diariamente se usa el celular. ¿Qué tal si un día finge, por un minuto, que lo ve por primera vez? ¿Cómo es su color? ¿Cuántas aplicaciones tiene? ¿Cómo se prende?

Prácticas formales:

●Sienta su respiración: antes de dormir dedique cinco minutos para meditar, cuente cuántas respiraciones (inhalación y exhalación) se producen durante este tiempo.

● Escaneo corporal: pregúntese qué siente en sus músculos, pies y brazos. Según María Camila Urzola y Juan Younes, realizar esta acción equivale a cuatro horas de sueño. Lo puede realizar de 15 a 20 minutos.

● Sea consciente cuando prepara sus alimentos: si va a preparar el desayuno, enfóquese en cada corte, alimentos y cuando esté listo, sea consciente de cuántas veces mastica.

Al implementar esta técnica dentro de la cultura corporativa de una empresa se logra reducir los niveles de estrés, se genera un equilibrio entre la vida familiar y personal, los colaboradores son más efectivos, aumentan su sentido de pertenencia, mejorando su creatividad.

Por esta razón, el mindfulness no busca dejar la mente en blanco sino lograr que las personas sean conscientes de cada actividad que se realiza. Si busca implementar actividades más didácticas, una buena opción es colorear mandalas.

La docente de la Escuela de Capacitación de Compensar, Sandra Neira, asegura, “los mandalas son una actividad manual que se realiza para enfocarse en el presente, logrando que las personas, automáticamente, se relajen y sientan tranquilidad. Es ideal para los colaboradores que suelen estresarse en su día a día”.

Para aplicar el mindfulness a su organización, debe buscar empresas certificadas. En la actualidad, Google cuenta con un programa: “Search Inside Yourself” diseñado para lograr que los empleados fortalezcan su inteligencia emocional.

De igual forma, puede implementar actividades o generar espacios para que sus colaboradores aprendan a enfocarse en el presente y en Compensar encuentra el mejor aliado para este objetivo.

¿Te gustó este tema?