Llegar a la vejez no tiene que ser un sinónimo de depresión o malestar. Al contrario, puede ser el mejor momento para invertir nuestro tiempo en aquello que siempre quisimos.

La tercera edad es el momento para recoger el fruto de toda una vida de esfuerzos y para decidir invertir nuestras energías en aquello para lo que tal vez no tuvimos tiempo antes. Aunque pueda ser tentador simplemente descansar y no tener mayor actividad, lo cierto es que esto conlleva un deterioro en nuestra salud física, cognitiva y emocional.

Encontrar nuevas motivaciones para vivir, descubrir aficiones, hacer amigos, aprender cosas nuevas e incluso enseñar tus saberes a alguien más son un gran estímulo que no solo nos mantendrá ocupados sino que retrasará las dolencias típicas de la vejez.

¡Descubre a continuación algunas alternativas para darle un vuelvo a tu vida ahora que tienes todo el tiempo para hacerlo!

[embedyt] https://www.youtube.com/watch?v=qLBcUU_WB8c[/embedyt]