A la hora de cocinar es fundamental implementar buenas prácticas de higiene. Por eso, te damos las mejores recomendaciones para manipular los alimentos correctamente. 

La insalubridad de los alimentos representa un grave problema de salud pública tanto en países desarrollados como los que están en vía de desarrollo. De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), “una de cada diez personas se enferma anualmente por la ingesta de alimentos contaminados y 420.000 personas fallecen por esta causa”. 

Por esta razón, y teniendo en cuenta el momento coyuntural que estamos viviendo, se requiere más que nunca realizar una adecuada manipulación de alimentos. ¿Lo haces? Descúbrelo en el siguiente test. 

Test: Manipulación de alimentos: ¿Sabes hacerlo?

1. ¿Te lavas las manos durante la preparación de los alimentos?
2. ¿Desinfectas todas las superficies y equipos que usaste en la preparación de alimentos?

3. ¿Separas los alimentos crudos de los cocinados?

4. ¿Mantienes los alimentos alejados de la basura?

5.  Después de cocinar y servir ¿friegas los platos lo más pronto posible? 

¡Realizas una adecuada manipulación de alimentos! 

Si obtuviste de 8 a 10 puntos, no cabe duda de que lo tuyo es la limpieza porque comprendes la importancia de un buen lavado de manos antes y durante la preparación de los alimentos. Por ello, no dudamos que seas todo un especialista de la cocina. Sin embargo, estas recomendaciones no te vienen mal. 

No estás teniendo en cuenta las medidas de higiene y manipulación de alimento requeridas. 

Si tu puntuación fue menos de 8 puntos debes empezar a seguir estas recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud y la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura:

  1. A la hora de cocinar debes usar ropa limpia. 
  2. Siempre debes mantener tus manos limpias y las uñas cortas.
  3. Recuerda lavarte las manos antes de cocinar, durante la preparación y cuando vayas a servir la comida. 
  4.  Una buena higiene de alimentos empieza desde la compra, por eso: 
  • Compra los alimentos que se vean sanos, frescos y limpios. 
  • Al comprar carne asegúrate que sea de color rosa o rojo claro. En cuanto al pollo verifica que este no tenga golpes o moretones. Si es pescado debe tener los ojos brillantes, pero no hundidos. 
  1. Desinfecta y limpia el área en la que vas a cocinar. 
  2. Lava los alimentos que se comen crudos. Por ejemplo, si es una lechuga desinféctala con cloro y en agua durante 10 minutos. Luego, enjuaga con agua hervida. 
  3. Evita el contacto de alimentos crudos con comida lista para consumir. 
  4. Conserva el queso, la leche y las carnes en la nevera. 
  5. Usa equipos y utensilios diferentes para manipular carne, pollo, pescado y otros alimentos crudos. 
  6. Recuerda que el lugar donde vas a comer siempre debe estar limpio. 
  7. Después de terminar de comer, enjuaga los platos que utilizaste lo más pronto posible.

La calidad e inocuidad de los alimentos depende de ti, por ello, a la hora de
preparar tus comidas nunca olvides implementar buenas prácticas de higiene.


Tags: