Perro mirando a la cámara

Durante la pandemia muchos perros y gatos han sido abandonados en Bogotá, de acuerdo con el Distrito, más de 800 mil animales domésticos se encuentran sin dueño en las calles. Conoce cómo es un día en la Fundación Adopta No Compres y apóyalos en su iniciativa de repartir amor y felicidad a caninos y felinos.

Cuando empezó la pandemia algunas personas creían que sus mascotas (perros y gatos) podían contagiarse y transmitir el Covid-19. Esto podría explicar el por qué muchos fueron abandonados al principio de la pandemia, generando que algunos se vean expuestos y vulnerables ante accidentes de tránsito, desnutrición, entre otros riesgos.

De hecho, en enero de 2021, el Instituto Distrital de Protección y Bienestar Animal atendió 51 casos por parte del grupo de emergencias veterinarias,  el 88 % de estos casos corresponden a caninos y el porcentaje restante a felinos. Por esta y muchas otras razones el trabajo que realizan fundaciones como Adopta No compres es tan importante y valioso, sobre todo, si se tiene en cuenta que la sobrepoblación canina y felina también ha aumentado durante la pandemia.

¿Cómo es un día en la Fundación Adopta No Compres?

De acuerdo con Laura Rodríguez, vocera de la Fundación Adopta No Compres “desde muy temprano nos reunimos para repartir nuestras labores, funciones y generar estrategias para buscar hogares responsables; recursos para nuestros rescatados y los proyectos para animales en situación de calle, visitamos a nuestros rescatados que se encuentran en la veterinaria en recuperación, monitoreamos los hogares de paso y guardería donde se encuentran los que se recuperaron de salud y esperan un hogar responsable”

La Fundación Adopta No Compres tiene sede en Bogotá pero opera a nivel nacional. Gracias a sus 8 años de trayectoria apoyando y rescatando animales, muchas personas los tienen como referente y son quienes les avisan cuando algún canino o felino se encuentra en situación de vulnerabilidad.

“Muchos de los animales rescatados los encontramos en las calles o son reportados por las personas de los sectores y regiones donde hemos ayudado. Cuando un animal necesita de nuestra ayuda, coordinamos todo, desde su rescate, transporte, traslado a la veterinaria y su tratamiento de recuperación que en la mayoría de las veces tarda varios meses, debido a las condiciones en las que fueron encontrados. Una vez recuperan su salud y en caso de ser necesario, pasan a un proceso de rehabilitación de conducta. Esto generalmente se aplica para animales que fueron muy maltratados y quedaron con traumas.

Nuestro proceso es integral, buscamos que animales equilibrados puedan disfrutar de un hogar responsable. Por eso, los ponemos en rehabilitación para que puedan ser entregados física y emocionalmente sanos”.

Laura también anota que: “Una vez están listos, los publicamos y empezamos a buscar una familia, por medio de solicitudes de adopción. En caso de llegar una que cumpla con los requerimientos solicitados, hacemos una entrevista con toda la familia y si llegan a aprobarla se entrega el animal en la veterinaria  junto con su historia clínica y contrato de adopción, así la familia comprende cuáles son las condiciones en la que es entregado. Luego hacemos el proceso de seguimiento de adopción vigilando su adaptación”.

De esta manera la Fundación Adopta No Compres verifica y garantiza que el canino o felino entregado en adopción estará en un hogar responsable por eso es tan importante que las personas no decidan a la ligera.

“Adoptar es una decisión para toda la vida del animal, que puede ser de 10 a 15 años, o incluso más. Por eso se deben tener en cuenta muchos factores, como el compromiso, tiempo, disposición, economía y el entorno en que vive la persona. Siempre debemos preguntarnos si estamos en la capacidad y conciencia para hacernos cargo de una vida que se convierte en parte de la familia”, anota Laura Rodríguez.

También te puede interesar: ¿Estás listo para adoptar una mascota?

No puedes adoptar, pero quieres ayudar … ¡Toma nota!

Es normal que algunas personas deseen adoptar pero no les sea posible. Sin embargo, como afirma Laura “cuando hay voluntad, existen mil recursos. Hay muchas formas de ayudar: apadrinamiento y voluntariado. Si no puedes adoptar, puedes donar dinero o tu tiempo para ayudar a tantos animalitos que lo necesitan, ser hogar de paso o hacer parte de los procesos de recuperación, participar en actividades que organizamos, difundir los casos, promover la adopción y el respeto por la vida en tus acciones y tu entorno. Realmente apoyarnos es muy sencillo, en muchas ocasiones ni siquiera es necesario salir de casa. Cuando quieres ayudar, no existen limitaciones”. Actualmente la Fundación Adopta No Compres cuenta con 25 animales a cargo y puedes ayudar a estos caninos y felinos compartiendo las publicaciones de @adoptanocompres  o realizando donaciones para que más animales puedan ser rescatados y recibir una buena atención.