En la actualidad, el sistema de franquicias ha alcanzado un alto grado de madurez que le permite a los empresarios materializar sus ideas de negocio. Aquí algunas razones por las cuales vale la pena invertir en una franquicia.

Emprender un negocio puede llegar a ser muy riesgoso. Es por esto que cada vez se apuesta más por el modelo de franquicias, que ha permitido que cientos de marcas desembarquen o se expandan en el país. Si usted quiere emprender un negocio con éxito, probado en otros lugares, este modelo se presenta como una oportunidad muy atractiva.

Según datos de la Cámara Colombiana de Franquicias, el país cuenta con más de 500 marcas de franquicias que representan alrededor de 40.000 empleos directos.  Los negocios van desde el sector inmobiliario hasta el de comidas rápidas.

¿Por qué una franquicia?

El funcionamiento de la franquicia consiste en el uso y la explotación de una marca y un concepto de negocio exitoso en lugares en los que el franquiciante no cuenta con presencia directa. Esto le permite a usted como emprendedor invertir sin tener que desarrollar una estrategia comercial desde cero y con el respaldo de una empresa que ha demostrado que su modelo de negocio funciona.

Para Lizzet Pachón directora ejecutiva de Colfranquicias, el franquiciado cuenta con el apoyo de “un empresario que ya conoce el negocio, ha probado que es exitoso y está dispuesto a compartir su conocimiento con el nuevo emprendedor”.

Beneficios y riesgos

Los beneficios del modelo de franquicia se dan gracias a su practicidad. Si apuesta por una, no tiene que preocuparse por construir una marca, ni definir procesos para la operación de su negocio. Además, dependiendo del tipo de franquicia, los protocolos y el manejo del negocio pueden ser estandarizados también.

Además, Pachón asegura que quien invierte en una franquicia, “recibe el mismo reconocimiento por parte del cliente final al ofrecer la misma experiencia de servicio y calidad de la empresa franquiciante”.

Como con todo negocio, siempre existen riesgos. En este caso, se presentan porque el control de la marca no depende del franquiciado, por lo que si su reputación se ve afectada por aspectos ajenos al mismo, se puede poner en riesgo la estabilidad de su negocio.

Los riesgos también dependen de la elección de la franquicia, para Pachón “quien se incline por este modelo de emprendimiento debe ser riguroso en el proceso de selección, porque por el hecho de que algunas empresas se presenten como franquicias no constituye una garantía de éxito”.

Costos de una franquicia

Este tipo de negocios no cuentan con costos exactos. Por lo general, hay variaciones dependiendo del sector, la fortaleza de la marca y las determinaciones tomadas por el franquiciante.

Por lo general, si desea abrir una franquicia hay varios requisitos monetarios que debe tener en cuenta.

● Canon de entrada: cobro hecho por algunos franquiciantes por el uso de la marca.

● Inversión inicial: costo por apertura de local.

● Inventario inicial: dependiendo del sector se ha de comprar un primer inventario.

● Regalías: según el tipo de contrato que se disponga, se establece un porcentaje para determinar cuánto de lo ganado va para el franquiciante.

Recuerde que si su deseo es invertir con este modelo, es importante que se asesore, conozca bien las marcas franquiciantes y elija la que mejor se acomode a sus gustos, intereses y disposición. A fin de cuentas, todo negocio requiere de tiempo, dedicación y atención al detalle para ser exitoso.

 

 

¿Te gustó este tema?