El Instituto Nacional para Sordos estima que en Colombia existen 455.718 sordos, según cifras proporcionadas por el último censo realizado en el país. En la cotidianidad tenemos encuentros con algunos de ellos y no sabemos cómo expresarnos, para esto, te enseñamos algunas señas básicas para que aprendas a comunicarte.

 En algún momento de nuestras vidas hemos preguntado alguna dirección o cuál es el transporte que nos sirve para el lugar donde nos dirigimos pero nos hemos llevado con la sorpresa que la persona a la quien le solicitamos ayuda es sorda. ¿Cómo comunicarnos?

Según María Pilar Altuve, facilitadora del programa posible de la Unipanamericana, “lo primero que debes saber es que a las personas sordas no se les llama sordomudas. Ellos cuentan con las mismas capacidades que las personas oyentes sólo que tienen un código de comunicación (lengua de señas) distinto a la lengua oral”.

Cuando te comuniques con ellos, ten en cuenta que no entienden por frases como: “¿dónde queda la dirección de mi casa?”, sino que comprenden por palabras. Es decir, dirección, casa, mi barrio.

William C. Stokoe fue el primer profesor que acercó la lengua de señas a la lingüística, demostrando que esta tiene una gramática y semántica propia. Esta no es universal, ya que, dependiendo del país y la región, existen diferencias en la forma de hablar de cada persona (idiolectales) y el cambio de lenguaje (diafásicas).

Esto quiere decir que Colombia tiene su propia lengua de señas, la cual fue reconocida por el gobierno a través de la Ley número 324 de 1996, cualquier persona la puede estudiar y de hecho su aprendizaje contribuye a la inclusión de estas personas a escenarios educativos, culturales y profesionales.

“Actualmente a la Agencia de Empleo y Emprendimiento de Compensar están llegando muchas personas sordas en búsqueda de una oportunidad laboral. Para ello, a través del programa posible de la Unipanamericana, les brindamos formación y orientación laboral, contribuyendo así a su inclusión laboral”, asegura María Pilar Altuve, facilitadora de este programa.

También el lenguaje no verbal y la escritura juegan un rol importante. “De hecho, la mayoría de personas sordas usualmente cargan una libreta para comunicarse”, concluye Altuve.

Por otro lado, si se te dificulta aprender la lengua de señas, existen otros medios de comunicación como el Centro de Relevo, una plataforma digital que permite interactuar a personas sordas y oyentes.

¿Te gustó este tema?