5 claves para el éxito de un emprendimiento

El éxito de un emprendimiento requiere más que la generación de una buena idea. Conozca cuál es su curva de vida y tenga en cuenta los 5 puntos clave para que funcione.

De acuerdo con el último informe sobre la Dinámica de Creación de Empresas en Colombia de la Confederación Colombiana de Cámaras de Comercio, Confecámaras, en el primer semestre del 2019 se crearon 178.844 unidades productivas, lo que representa un incremento del 4,2% frente al mismo periodo del 2018, donde se ubicaban 171.661 unidades.  

Uno de los aspectos más relevantes es que el 99,7% de esas nuevas unidades son microempresas, seguido por las pequeñas empresas con un 0,33% de participación y el 0,02% restante, medianas y grandes empresas. Aunque positivo, según Confecámaras, más de la mitad de las empresas nuevas fracasan en sus primeros cinco años de vida.

Esto se debe a múltiples factores que por lo general no se contemplan debido a la creencia de que una buena idea es lo único que vale, y aspectos como rentabilidad, equipo de trabajo, divulgación y cambios pasan a un segundo plano.  

Para esto, se debe tener en cuenta que lo importante no es la idea en sí misma sino la forma que esta toma con el tiempo y el trabajo constante. Tal y como se cita en El libro negro del emprendedor, No digas que nunca te lo advirtieron de Fernando Trías de Bes, “no todas las buenas ideas son buenos negocios (…) lo que tiene valor es la forma que una idea toma”. Un ejemplo de ello es la tienda de juguetes es Imaginarium, en la que su idea de fabricar y vender juguetes educativos y baratos cobra valor en la manera en la que se ha llevado a cabo.

Es por esto que aunque el éxito de su emprendimiento es el resultado de un proceso de ensayo y error en el que se deben considerar factores como la motivación, resiliencia emocional, consulta a expertos, adaptación y sinergia, existen 5 claves que le ayudarán a llegar a la meta y hacer que su negocio sea sostenible a través del tiempo.

1. Validación y análisis objetivo de la propuesta de valor:

Aunque su idea en apariencia sea innovadora, creativa y diferente, es importante que haga una validación de su servicio o producto con un grupo de clientes potenciales, con el fin de hacer pruebas y poder generar iteraciones antes de salir a una producción real y tener pérdidas mayores.

Debe tener en cuenta que en ese ciclo de cambios y mejoras, debe seguir haciendo validaciones hasta llegar a la conformidad de sus clientes objetivos. Ya con eso, y de ser necesario, puede volver a hacer estimaciones financieras, implementar los cambios en la propuesta final y empezar a ejecutar.

2. Modelo de negocio:

Tenga un plan de negocios establecido desde el principio y ponga en orden su contabilidad y asuntos legales, ya que al no hacerlo, puede convertirse en el primer factor de quiebre para su emprendimiento.

Es importante que tenga como premisa no gastar más de lo que obtiene en ingresos o hacer compras innecesarias con el fin de mantener su operación. Antes de darle prioridad a la compra de nuevos equipos o decoración de la oficina, revise sus estados financieros y evalúe si es un buen momento para hacerlo o no y dele prioridad a las cosas de las que dependa directamente su trabajo.

3. Equipo de trabajo ideal:

La motivación y perseverancia son un vehículo para alcanzar la madurez del emprendimiento, puesto que el equipo de trabajo debe contar con la misma convicción de que el producto y servicio que se vende es lo que el mercado necesita.

Una selección adecuada de personal y una fidelización del mismo se convierten en un recurso muy valioso para el emprendimiento. Cuando se cuenta con los colaboradores equivocados, puede llevar a reprocesos innecesarios, contar con curvas de aprendizaje más largas y a la pérdida de identidad del mismo negocio.

4. Estrategia sólida de divulgación:

Si bien el voz a voz es importante para dar respaldo y reconocimiento a un negocio, es necesario crear estrategias de mercadeo on line y off line para darle visibilidad al producto o servicio en el mercado de interés. Para esto, se debe tener en cuenta que no es necesario invertir grandes cantidades de dinero en publicidad, sino priorizar los canales y los mensajes que se quieren comunicar.

También le puede interesar: https://www.revistacompensar.com/compensando/en-cuales-redes-sociales-debe-estar-su-empresa/

Puede valerse de herramientas gratuitas digitales para generar contenido, crear una página web y aparecer en los diferentes motores de búsqueda. También puede hacer estrategias robustas en redes sociales que no le impliquen altas sumas de dinero.

5. Adaptación y actualización de conocimiento:

La resistencia al cambio es uno de los peores enemigos de los nuevos negocios. El mundo actual se mueve cada vez más rápido y frente a esto se debe reaccionar con la misma rapidez sin que se vea impactado el negocio. Es por esto que se debe definir un plan para fortalecer estas debilidades y contar con las herramientas adecuadas para hacerlo.

Por otra parte, es importante hacer una actualización constante de conocimientos tanto del sector, como del cliente y negocio, debido a que es la única forma de identificar los cambios, para así, actuar de manera oportuna.

Finalmente, la clave más importante: no rendirse.  El camino del emprendimiento es muy valioso para dinamizar las economías de los países, pero se requiere de trabajo en equipo, planificación, organización y convicción. Así que recuerde que no solo una buena idea es la que cuenta para alcanzar el éxito de un negocio, sino que es la suma de diferentes factores.

Si quiere recibir asesoría personalizada para su nueva empresa, inscríbase en la Ruta del emprendimiento de la Agencia de empleo de Compensar.