En Colombia el 70% de las pequeñas y medianas empresas fracasan antes de los cinco años. La mejor estrategia para evitar que esto le suceda a su compañía es incluir la sostenibilidad dentro de su negocio.

Para generar un crecimiento rentable y un factor diferenciador debe enfocarse en crear acciones que cuiden el medio ambiente y generen un impacto positivo en las poblaciones donde opera.

Esto le garantiza la perdurabilidad de su negocio porque identifica riesgos, retiene talento, mejora su reputación, toma decisiones más eficientes y accede a capital financiero.

Según la encuesta internacional de Responsabilidad Corporativa, realizada por la firma KPMG, el 77% de las grandes empresas informan sobre su gestión ambiental, social y financiera. De hecho, Colombia es el segundo país de Latinoamérica que más genera reportes de sostenibilidad.

El Director de Pacto Global Colombia y vicepresidente de Andesco, Mauricio López afirma que “las grandes empresas de Colombia son las que promueven un crecimiento sustentable, mientras que las Pymes no han comprendido que son un actor fundamental para lograr los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS). “

Por eso, las enormes corporaciones del país deben comenzar a capacitar a sus proveedores, que por lo general son pymes, para que comiencen a reportar su gestión, asegura López.

De hecho, si un proveedor no mitiga sus impactos ambientales y sociales pone en riesgo su licencia de funcionamiento y la reputación de la compañía a la que provee sus productos o servicios.

Por su parte, Ana María Bernal, coordinadora de Proyectos Sociales de Compensar sostiene que “en la Caja de Compensación realizamos capacitaciones a nuestros proveedores y nuevos emprendimientos porque esto genera su perdurabilidad y un crecimiento verde que nos beneficia a todos, porque las Pymes son las responsables del 35% del PIB del país. Por lo tanto, garantizamos un desarrollo sostenible. “

¿Cómo incluir la sostenibilidad?

Las Pymes deben comprender que la incorporación de prácticas sostenibles no es un tema nuevo sino que éstas ya hacen parte de su ADN. De hecho, muchas ya están llevando a cabo estas acciones pero no las han identificado, señala la coordinadora de proyectos sociales de Compensar.

Lo primero que hay que tener en cuenta para integrar la sostenibilidad a su negocio es que la alta dirección trace una política que permita que los demás colaboradores entiendan la importancia de incluirla creando una cultura corporativa enfocada en este tema.

Después, las pequeñas y medianas empresas deben analizar su estrategia de negocio y mirar cómo han estado operando. Si identifican que no lo están realizando de la manera correcta, es decir, que no cumplen con una gestión eficiente de los recursos naturales, deben replantear su estrategia.

Por lo tanto, las Pymes no deben comenzar un nuevo negocio sino renovar sus procesos. Cabe destacar que estas no necesitan destinar un gran prepuesto para la creación de prácticas sostenibles sino tomar capacitaciones.

Compensar como aliado estratégico y líder de sostenibilidad brinda a las nuevos emprendimientos una asesoría integral donde los ayudan a identificar todo lo mencionado anteriormente.

Con esto, las Pymes conocen herramientas que les permiten implementar la sostenibilidad, cumplir con la Agenda 2030 y así garantizar a largo plazo una estabilidad en el mercado.

Por eso, anímese a integrar la sostenibilidad dentro de su negocio. Recuerde que si tiene un nuevo emprendimiento y no sabe cómo desarrollar buenas prácticas puede asistir a las capacitaciones que ofrece la Agencia de Empleo y Emprendimiento de Compensar.