Entre los múltiples factores que influyen en la consecución del éxito de una empresa, se encuentra el interés de su líder por comunicarse adecuadamente con sus colaboradores.

De acuerdo con Eduardo Sarmiento, director de estrategia del Grupo Holística, comunicar de forma asertiva es una habilidad que se debe fortalecer diariamente a través de entrenamientos y estudios continuos, pues una posición jerárquica o un cargo en una empresa, no garantiza tener esta facultad desarrollada.

Según Sarmiento, las tres claves que pueden contribuir al fortalecimiento de esa comunicación son:

1. Manejo del estatus comunicativo: cuando se trata de convencer, persuadir o motivar a un solo colaborador o a grupos completos, quien dirige la compañía debe trabajar equilibradamente entre la construcción de los mensajes y el manejo corporal.

Un buen discurso acompañado por movimientos, posturas y tonos de voz adecuados tendrá un mayor impacto. Lo ideal es establecer conexiones emocionales con los interlocutores para mantenerlos interesados en la información y así mismo, incentivarlos a que siempre hagan un mejor trabajo.

Mujer en reunión

2. Comunicación incluyente: cuando tenga reuniones con su equipo de trabajo emplee un lenguaje incluyente que le permita a sus trabajadores sentirse involucrados, independientemente del rol que ejecuten. Algo que le puede ayudar es implementar el plural en todos sus mensajes.

El nivel de compromiso de los mismos frente a la consecución de los objetivos, puede incrementarse porque, además de sentirse parte de las decisiones que se toman, asumirán como propias las metas de la organización.

3. Generar empatía y cercanía: La mezcla de estos dos elementos facilita la transmisión de conocimientos y permite que los colaboradores se sientan guiados y no obligados a realizar sus tareas. Tenga en cuenta que un líder no debe limitarse a ser un jefe distante que solo imparte órdenes.

Los elementos clave que hacen parte de este proceso son: escuchar, recibir sugerencias y hacer un manejo adecuado de las emociones

Finalmente, establecer una buena comunicación le permite a usted, como líder de una compañía, transmitir enseñanzas, guiar a otras personas para su crecimiento profesional, transmitir el ADN de su organización y por supuesto, identificar fallas y oportunidades de mejora oportuna.