Recomendaciones para prevenir enfermedades respiratorias

Con el aumento de contaminación en la capital, te invitamos a conocer cómo manejar el problema de la calidad del aire en el ámbito personal y familiar.

Los altos índices de contaminación en las grandes ciudades, especialmente en Bogotá, han encendido las alarmas sobre las enfermedades respiratorias. Y es apenas normal que las personas se preocupen por su salud y la de sus familias. Para Nubia Salamanca, Gestora de Riesgo Respiratorio de Compensar, conocer el estado en qué se encuentra la ciudad en términos de contaminación es importante: “Las recomendaciones primordiales para prevenir la presentación de infecciones respiratorias por contaminación del aire están diferenciadas por el tipo de alerta. Por eso es muy importante estar atento a medios de comunicación para tener información actualizada de las alertas emitidas por los organismos que controlan y monitorean la calidad del aire”.

Recomendaciones para Zonas en Alerta Amarilla
Recomendaciones para zonas en Alerta Naranja

Para Nubia Salamanca, es importante saber diferenciar los síntomas de una gripa común con los de afecciones causadas por la baja calidad del aire, “Si identifica algún signos de alarma como tos, fatiga inusual, dolor en el pecho o dificultad para respirar, es recomendable que consulte a su médico”.  En cuanto a los niños menores de 5 años,  se debe visitar al doctor si los síntomas son “Decaimiento a pesar de no tener fiebre, respiración rápida, “silbido en el pecho” o ruidos extraños al respirar, fiebre persistente, falta de apetito, ataques o convulsiones y cambios de coloración en los labios y la piel”.

Sigue las recomendaciones de Salamanca y mantente informado sobre el estado de alerta de la ciudad en términos de contaminación. Así podrás reaccionar dependiendo de cada situación y evitar condiciones que afecten tu salud respiratoria.