Actualmente existen múltiples formas de asegurar el futuro de tu hijo que aun es bebé. Conoce cómo puedes desde ya garantizarle la mejor formación profesional.

Todos los padres en algún punto de sus vidas, comienzan a tener preocupaciones sobre cuál será el futuro académico de sus hijos. Esto es completamente normal, lo más importante es conocer cuáles son las alternativas que existen para que esto deje de ser un dolor de cabeza.

● Ahorro-estudios: es un mecanismo que permite generar aporte periódicos para construir a largo plazo un capital cuya finalidad será la educación o un emprendimiento productivo de sus hijos.

De igual forma, estos ahorros pueden tomar forma de; seguro-ahorro, depósitos a largo plazo (CDT) o fondos de inversión. Pregunta a tu entidad bancaria sobre los productos financieros diseñados con este objetivo.

● Seguros universitarios: es un servicio poco común en el país que permite a los padres de familia pagar la universidad de los hijos desde una temprana edad. Entre más tiempo te demores en empezar, mayor será el aporte que tendrás que hacer en el transcurso de los años.

El costo varia entre los $50 y $80 millones de pesos, dependiendo de la edad del niño. Puede pagarse de contado o con crédito de una entidad bancaria a 60 meses.

● Créditos educativos: En la Cooperativa de ahorro UNIMOS podrás encontrar diferentes créditos educativos con excelentes plazos y cuotas accesibles que te permitirán cumplir tu sueño de ser profesional.

De igual forma, en diferentes entidades bancarias puedes solicitar créditos educativos hasta por el 100% del valor de la matrícula, con un monto mínimo a financiar desde $300.00 con plazos de 1 a 60 meses.

Otra excelentes opciones son los programas que ofrece el Estado, en donde podrás recibir un financiamiento parcial o total de tus estudios profesionales o técnicos.

Pólizas de educación: Disponibles en diferentes modalidades y valores, cuentan con la ventaja de estar acompañadas de un seguro de vida que garantiza que, si el contratante muere, la aseguradora deberá seguir pagando el ahorro hasta cumplir con la suma pactada, en el plazo establecido.

La póliza es un ahorro de continuo de la prima de servicios, el cual deberá ser entregado al beneficiario al cumplir la mayoría de edad.

Son muchas las opciones que puedes adquirir desde ya para comenzar a pagar el futuro educativo de tu hijo, pero recuerda hacer un análisis costo/beneficio a partir de tu situación actual y proyección profesional.

La planeación financiera de un seguro universitario, junto con el ahorro persistente son la mejor alternativa para adquirir estos beneficios que serán primordiales para el futuro de tu hijo.