La automatización de procesos ha generado que la creatividad y flexibilidad cognitiva sean indispensables para sobresalir en el mundo empresarial. Le contamos cómo crear un entorno laboral que fortalezca las habilidades blandas de su equipo.

La revolución 4.0 se enfoca en conseguir resultados óptimos, adoptando tecnologías inteligentes dentro de las organizaciones. Por esta razón, la inteligencia artificial, la nanotecnología y la robótica se convierten en los mejores aliados para cumplir con las expectativas del cliente y mejorar los procesos de un negocio.

No obstante, como estos sistemas tecnológicos realizan acciones similares a las de los seres humanos, las habilidades duras en las cuales predomina el conocimiento técnico, han dejado de ser determinantes para conseguir que una empresa perdure en el tiempo.

De acuerdo con Johanna Alfonso, coordinadora de la Universidad Corporativa de Compensar, “la globalización ha generado que algunas habilidades se vuelvan obsoletas, propiciando el desarrollo de nuevas capacidades”.

Por esta razón, las habilidades blandas como la empatía, el ser resolutivo, creativo, negociador y comunicador, resultan vitales para alcanzar los resultados esperados, pero ¿qué son las habilidades blandas? Según Gladys Contreras, consultora en Strategos, expertos en gestión de talento humano, “son aquellas capacidades que se enfocan más en la personalidad y comportamiento del individuo para que podamos desarrollarnos en nuestro día a día”.

¿Cómo desarrollar las habilidades blandas en su equipo de trabajo?

Según las expertas, estas son las estrategias que debe implementar:

  • Crear conciencia en sus colaboradores sobre la importancia de las competencias blandas y cómo éstas les ayudarán a ser mejores en su trabajo y vida personal.
  • Invítelos a reflexionar sobre las habilidades blandas que necesitan desarrollar o fortalecer, “por ejemplo, si usted está a cargo de un equipo, pero se le dificulta mantener una conversación asertiva, indudablemente esta es la competencia que debe trabajar”, señala Gladys Contreras.
  • Eduque a sus colaboradores en habilidades sociales.  Las organizaciones deben comprender que,así como se preocupan por la seguridad y la salud de sus colaboradores, también deben brindar los recursos necesarios para capacitarlos en el fortalecimiento de competencias que les facilite su desenvolvimiento en el entorno y adaptación al cambio.
  • Antes de empezar un proceso de aprendizaje debe identificar lo que necesita el colaborador, puesto que, cada persona tiene diferentes necesidades. Teniendo en cuenta esto, su empleado se sentirá más motivado a formarse.
  • El desarrollo de una habilidad requiere tiempo y dedicación. Comprenda que es necesario capacitar a su empleado más de una vez, puesto que, una capacidad blanda no se obtiene de un día para otro. Por eso, bríndele herramientas y mecanismos para trabajar esa nueva fortaleza. No olvide ser paciente.
  • Comprenda que existen motivaciones intrínsecas que emergen del interior de la persona, es ese talento innato de la persona. Por eso, “las organizaciones deben identificar cuáles son esas habilidades que el colaborador quiere desarrollar y que le sirven a la organización”, asegura Johanna Alfonso, coordinadora de la Universidad Corporativa de Compensar.

Las dos expertas coinciden en que el desarrollo de las habilidades blandas contribuye a lograr un equipo de trabajo exitoso, pero como señala la consultora Gladys Contreras, “esto va mucho más allá, puesto que si las compañías trabajan sus habilidades blandas también influyen a generar un cambio social ya que tendríamos mejores seres humanos”.

Por eso, invierta en la formación de su equipo de trabajo y recuerde que el activo más importante de una empresa es el talento humano. Si necesita asesoría para capacitar a sus colaboradores no olvide recibir el acompañamiento del Desarrollo Empresarial Integral de Compensar.