La Organización de las Naciones Unidas (ONU) estima que en el mundo hay 100 millones de niños discapacitados, condición difícil de detectar para muchos padres. Conoce las señales que indican que tu hijo presenta dificultades en su desarrollo.

 Antes, cuando el ritmo de aprendizaje de un niño era lento se le denominaba retraso mental, “esto sucedía porque no se tenía en cuenta el enfoque social. Hoy, no sólo se analiza la parte médica sino la relación del menor con su entorno”, explica Sandra Liliana Galán, directora de Fundación Fe, organización que promueve la inclusión social.

La discapacidad cognitiva se puede generar por factores genéticos o ambientales. El primero se detecta cuando hay alteración en los cromosomas como el síndrome de Down, trastorno genético que se diagnostica usualmente durante el embarazo, mientras que el segundo involucra aspectos biomédicos, sociales, conductuales y educativos.

● Biomédicos: el niño no cuenta con una adecuada nutrición.

● Social: se presenta rechazo o falta de protección.

● Conductuales: comportamientos inadecuados de la madre como consumo de sustancias psicoactivas o acciones lesivas que afectan su integridad.

● Educación: falta de apoyo educativo, generando dificultad para desarrollarse física, intelectual y socialmente.

Señales para reconocer la discapacidad cognitiva

Cuando el niño tiene más de cuatro meses y no puede sostener la cabeza.

● Si duerme más de lo normal y se demora mucho en comer.

● Si se le muestran juguetes y el menor no muestra interés en jugar con estos objetos.

● Al niño le cuesta seguir instrucciones o normas.

● Cuando cambias el pañal y notas que el cuerpo de tu bebé es débil.

● Si a los doce meses no es capaz de pronunciar palabras o habla con dificultad.

● Al acostarlo, el bebé se queda en la misma posición.

● El niño no crece ni aumenta de peso.

¿Qué hacer si se detectan estas señales?

La directora de Fundación Fe, Sandra Liliana Galán señala que “es importante que los padres visiten a su médico de cabecera para detectar a tiempo este tipo de señales. De igual forma, si el diagnóstico es positivo, es recomendable buscar orientación en instituciones o centros médicos especializados en el tema”.

Por esta razón, no olvides llevar a tu hijo a sus controles médicos y evita compararlo con otros niños porque el proceso de aprendizaje de cada menor es diferente. Así aseguras que crezca sano y se desarrolle bien.