Familia en casa sentados en el sofá teniendo una sana convivencia familiar

Durante estos días de aislamiento preventivo, el entretenimiento y el aprendizaje son las claves para propiciar una sana convivencia en casa. Por ello, Compensar se une a ‘Mis Manos te Enseñan’ un ecosistema de aprendizaje conformado por multiplataformas virtuales del ICBF, el cual cuenta con diferentes recursos para que los  padres e hijos afiancen sus relaciones y se diviertan compartiendo en familia.

El confinamiento ha modificado la convivencia en el hogar, generando que las familias pasen más tiempo en casa y por ende, los niños se sientan extraños ante esta ‘nueva normalidad’. De acuerdo con el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (ICBF), “ellos no solo son testigos silenciosos de la situación que estamos viviendo a causa de la pandemia, también han tenido que enfrentar situaciones tanto negativas como positivas, por ejemplo, les ha tocado ceder muchos de los espacios donde jugaban con libertad y socializaban con sus pares, pero al mismo tiempo han podido pasar más tiempo junto a sus padres, madres y cuidadores”.

Por ello, el ICBF ha desarrollado la multiplataforma digital ‘Mis Manos te Enseñan’, la cual brinda diferentes herramientas para garantizar el cuidado colectivo y la convivencia sana.

“Es un ecosistema pedagógico donde los padres, madres y cuidadores encontrarán guías y recomendaciones de crianza positiva para interactuar con los niños, niñas y adolescentes, de acuerdo con su edad, así como consejos y orientaciones de cuidados, prevención de riesgos, resolución de conflictos y sana convivencia en familia”, explicó la directora del ICBF, Lina Arbeláez.

 Lina Arbeláez, directora del ICBF

Precisamente, esta plataforma digital cuenta con un  material pedagógico y rutinas que ayudan a los cuidadores a conectarse con sus hijos e hijas. Y es que como afirma la psicóloga clínica Rosa María Camacho, “el tiempo de ocio y realizar actividades grupales en la familia son un espacio en la rutina diaria que, si se tiene en cuenta, contribuye a los procesos de crecimiento de todos los miembros del grupo. La experiencia en estos espacios nos permite a todos, adultos, adolescentes, niños y niñas, la exploración del mundo desde una perspectiva diferente, donde la creatividad, la fantasía y la diversión no solo están permitidas sino que son promovidas”.

La importancia del juego en familia

De acuerdo con Rosa María Camacho, “el juego fortalece el desarrollo social, emocional, cognitivo y motriz, se aumenta la capacidad de autocrítica y la tolerancia a la frustración, al igual que se fortalecen las habilidades de comunicación asertiva y empática tanto en grandes como chicos, teniendo en cuenta que los niños y niñas necesitan acompañamiento y guía en la resolución de conflictos y los adultos cierto nivel de conciencia a la hora de regular sus emociones y solucionar problemas. Al conectarnos con el juego liberamos endorfinas y gracias a esto podemos conectarnos con el placer al tiempo que prevenimos o disminuimos los niveles de estrés e incluso síntomas de depresión o ansiedad, mejorando el ambiente familiar, favoreciendo las relaciones con otros y mejorando la convivencia”.

Precisamente estos son beneficios que Compensar también ha impulsado a través de la  iniciativa ‘Ponte Modo On` que cuenta con más de 250 cursos virtuales,  como explica Juan Manuel Rivadeneira, gerente de Recreación, Educación y Deporte de Compensar, a través de ‘Ponte Modo On`, “la transformación digital permite que tanto los niños como las personas mayores terminen integrándose y compartiendo espacios de juego y dinámicas de manera colectiva. Además, al realizar estos cursos se promueven valores como la integración, el respeto, la convivencia, entre otros, así se garantiza que las familias vivan en bienestar, pues estarán activos y cada miembro contará con un espacio para entretenerse”.

Justamente, esto es lo que busca el ICBF: hacer de casa un lugar seguro para la niñez y adolescencia, porque “Con acciones pedagógicas y de sensibilización que conduzcan a transformar prácticas culturales al interior de las familias, dotarlas de herramientas y acompañarlas en su corresponsabilidad de protección y cuidado”, puntualizó la directora del ICBF, Lina Arbeláez.

También te puede interesar: Cursos virtuales para toda la familia

¿Cómo proteger a los niños generando una sana convivencia en el hogar?

La psicóloga Rosa María Camacho te da las siguientes recomendaciones generales:

  •   Tener en cuenta las edades de cada miembro y sus correspondientes necesidades, gustos, habilidades y tiempos, especialmente si hay varias generaciones conviviendo.
  •  Facilitar espacios sociales con funciones definidas y espacios privados para cada miembro de la familia.
  • Ajustar expectativas frente a cambios e imprevistos: fortalecer habilidades de flexibilización y adaptación en el uso de recursos como espacios y tiempos.
  • Trabajar en la creación conjunta de un cronograma donde queden establecidos los acuerdos generados sobre tiempos concretos y espacios funcionales y flexibles, y se tengan en cuenta los siguientes:
  • Descanso: procurar horarios consistentes para facilitar un sueño reparador, generar espacios de descanso con rituales como masajes o meditaciones, hacer pausas activas durante el trabajo o estudio.
  • Higiene personal: baño, ropa, aseo y orden de los espacios.
  • Alimentación: preparar la comida, comer y compartir.
  • Aprender: uso del tiempo para trabajar, crear o aprender, aumenta nuestra sensación de autoeficacia.
  • Ocio-Juego: incluirlo en la planeación permitirá a los adultos darle importancia y garantizar la realización de actividades en familia y tiempo de recreación que se pasa por alto cuando el trabajo es prioridad.
  • No hacer nada: aburrirnos, estar en silencio, meditar, estar presentes, conectar con el momento nos ayuda a reconocer nuestros límites humanos, a ser más conscientes y crear. También trabajamos la culpa social por no estar produciendo o distraídos en algo más.

Pero lo más importante es comprender que “nosotros, como adultos, debemos entender que los escenarios habituales de nuestros niños y niñas como el parque, el colegio, el jardín, la visita a los abuelos y otros familiares, han cambiado. Hagamos que también cambie para ellos la visión del futuro. Hagamos de nuestras casas el lugar más seguro en el que, con amor y cariño, los niños y niñas aprendan que el mundo será ahora más solidario y empático que antes. Un lugar en el que aprendan que de la crisis hemos salido más fuertes, hemos salido mejor y hemos hecho de Colombia un país más unido”, afirma el ICBF.

Así que, ingresa a https://www.icbf.gov.co/mis-manos-te-ensenan/ , allí encontrarás diferentes recursos que te orientarán a implementar una sana convivencia en el hogar. Asimismo los niños, de acuerdo con su edad, encontrarán diferentes actividades lúdicas y de aprendizaje que los ayudarán a permanecer activos y llenos de bienestar.