La voz es un instrumento de expresión oral que requiere de ciertos cuidados. Te contamos de la mano de un fonoaudiólogo y un locutor lo que debes hacer para evitar que tus cuerdas vocales sufran lesiones.

En el diario vivir la voz es empleada como un “vehículo de la comunicación oral, convirtiéndose en uno de los procesos fisiológicos más sensible a las emociones”, de acuerdo a Carlos A. Calvache Mora, director de Vocology Center, primer centro de Vocología y Comunicación Humana en Colombia.

Por lo tanto, la voz es capaz de expresar los sentimientos de una persona comportándose como un elemento que define el estado de ánimo y personalidad de un individuo. De allí que las personas no siempre aplican los cuidados pertinentes para prevenir lesiones en la garganta y las cuerdas vocales.

¿Qué factores generan daños en la voz?

William Bustos Martínez, periodista, locutor y docente de expresión oral de la Universidad de La Sabana, explica que la voz sufre alteraciones que son generadas por el esfuerzo y el mal uso de las tonalidades.

Así mismo, el mal uso de la respiración impide que la voz se proyecte correctamente, por lo que una respiración diafragmática permite una fonación más eficiente.

Por lo tanto, Bustos recomienda calentar la garganta antes de realizar algún tipo de exposición, discurso, diálogo o presentación. El calentamiento se desarrolla a  través de la producción de un sonido suave con los labios cerrados y repitiendo la letra ‘m’ de forma prolongada. Este ejercicio ayuda a estimular los pliegues vocales.

El consumo de alcohol y de cigarrillo son hábitos que afectan la voz y las cuerdas vocales, especialmente porque impiden que estén hidratadas; y cuando hay acidez estomacal puede haber un alto riesgo de sufrir daños en los pliegues vocales. Por lo tanto se debe consultar a un medico sobre las medidas que se deben tomar para mitigar el daño.

¿Cómo cuidar la voz?

Para Edna Martínez, fonoaudióloga de Compensar, es necesario tener hábitos de higiene vocal sanos como:

● No fuerces la voz donde hay ruido ambiental.

● Evita el carraspeo ya que daña los pliegues vocales.

● Evitar las comidas picantes o irritantes.

● No ingieras bebidas frías y oscuras.

● Evita ambientes con calefacción o aire acondicionado debido a que disminuye la hidratación de las cuerdas vocales.

● No susurres, ya que esto genera tensión en la laringe.

● Evita los cambios bruscos de temperatura, protégete con bufandas o prendas que cubran tu cuello.

● Hidrátate con bebidas a temperatura ambiente.

● Mide el esfuerzo vocal, es decir, si te fatigas a la hora de hablar procura hacer pausas o mantén diálogos cortos.

● Si tu garganta esta afectada por el frío evita hablar.

● Usa una postura adecuada mientras hablas ya que las posturas inadecuadas producen compensaciones musculares que pueden afectar la laringe.

● Evita gritar.

Puedes tomar medidas sencillas para evitar que tu voz sufra daños, sigue las recomendaciones de tu médico y realiza prácticas saludables que aporten a tu bienestar.