En promedio un colombiano consume entre 23 y 25 kilos anuales de pan. No es sorpréndete porque es uno de los alimentos que predomina en la canasta familiar y está presente en nuestro desayuno, almuerzo y cena.

Desde hace más de 12.000 años ha hecho parte de la dieta humana.  En conquistas y revoluciones siempre acompañó al hombre. Se cree que fueron los egipcios quienes desarrollaron las técnicas para hacer el pan que conocemos hoy.

Pero, ¿por qué lo hemos retirado de nuestras comidas? ¿es cierto que engorda? ¿no es bueno para nuestra digestión? ¡Descúbrelo realizando este test!

1. ¿Qué es el pan?

2. ¿Quiénes deben evitar el pan?

3. ¿Qué tipo de pan es más saludable?

4. ¿Cuál de estos panes compras?

5. ¿Por qué el pan es bueno?

6.Terminaste de entrenar, ¿comes pan?

Si respondiste más a:

 ¡Estás equivocado! Eres la típica persona que hoy en día piensa que el pan engorda. Seguro ya lo retiraste de tu dieta, pero sigues con unos kilitos de más.

 Si respondiste más b:

 ¡Muy bien! Tienes claro que el pan es un carbohidrato complejo que no es malo para tu cuerpo, sino que aporta la energía necesaria para realizar tus actividades diarias.

 Si respondiste más c:

¡Ahí vamos! Reconoces que el pan puede aportar nutrientes a tu cuerpo. Pero, ¡ojo! No sabes qué tipo de pan debes incluir en tu mercado.

Para resolver tus dudas sobre el pan. Te contamos sus propiedades con el fin romper algunos mitos:

El pan es un carbohidrato complejo de absorción lenta que hace que nos sintamos llenos durante más tiempo, es el combustible del cuerpo y nos aporta la energía suficiente para cumplir nuestras tareas diarias.

Se elabora con harina de trigo, sal, levadura y agua. Tiene proteínas, hierro, zinc, magnesio, potasio y vitamina B.

La fibra se encuentra con mayor cantidad en los integrales pero el pan blanco también la contiene. Al tenerla controlamos nuestros niveles de azúcar, colesterol y regulamos nuestra digestión.

Si tiene todas estas propiedades, ¿por qué dicen que engorda? La deportóloga Liliana Romero de Compensar afirma que, “el pan no genera sobrepeso. Los malos hábitos, sí.  Hay que comer las cantidades adecuadas (2 rodajas) y generar gasto calórico. Es decir, hacer ejercicio.”

La nutricionista y dietista Diana Rojas resalta, “este alimento no daña la figura de ninguna persona, deben saber comprarlo. Por ejemplo: si es elaborado con miel y pasas están añadiendo azúcar que no necesita el cuerpo.”

Al realizar un mercado. Asegúrate que tu pan no contenga azúcar añadida ni supere los siguientes porcentajes

●  3 gramos de fibra.

● 10 gramos de azúcar.

● 3 gramos de grasa saturada.

● Sin grasas trans.

Deben romper con la idea que el pan integral es mejor que el pan blanco. ¡Falso! El primero tiene más fibra, por lo que ayuda a la digestión, pero su aporte calórico es similar.

Los productos sin gluten son tendencia. Los únicos que los deben consumir son los celiacos, quienes presentan inflamación crónica en el intestino delgado. Si no sufres de esto ¡Come con tranquilidad!

Sabemos que es difícil encontrar un pan que no tenga muchos conservantes y endulzantes. La mejor forma de conseguir uno saludable es que lo preparares tú mismo.

Asiste a los cursos de panadería de Compensar y aprende a hacer pan.  Recuerda no engorda. Lo único que genera sobrepeso es el sedentarismo y no comer las cantidades adecuadas.