Mujer sonriendo y levantando su dedo indice

Gozar de bienestar psicológico es sentirse bien con uno mismo, saber gestionar las emociones en momentos de crisis y seguir tus motivaciones pero, ¿cómo cuidar la salud mental? Conoce algunas estrategias para mejorarla.

En algún momento de nuestras vidas podemos vivir situaciones complejas, momentos de estrés e incertidumbre. Precisamente, una de las secuelas que ha dejado la pandemia es el incremento de patologías psiquiátricas afectivas como la ansiedad o la depresión.

De acuerdo con el doctor y psiquiatra Mauricio de la Espriella , miembro de la Asociación Colombiana de Psiquiatría “el panorama actual de la salud mental en Colombia no es ajeno a lo que se vive en el mundo, pues el aislamiento obligatorio afectó y ocasionó un impacto considerable en las dinámicas de las personas, incluyendo también las de los profesionales de la salud. Aunque algunos se han adaptado a las circunstancias de manera adecuada, a otros se les ha incrementando patologías previas o quienes no presentaban ataques de pánico o cambios en el patrón de sueño comienzan a sufrirlos”.

¿Por qué es importante cuidar la salud mental? 

Los seres humanos somos seres biopsicosociales, esto significa que las dimensiones física, psicológica y social influyen en nuestra salud. Por lo tanto, como señala Catalina Cortés, psicóloga de Compensar “si no cuidamos nuestra salud mental se pueden ocasionar problemas físicos como insomnio, estrés, aumento de la presión arterial, así como, patologías mentales”.

Esto explica por qué nuestra salud mental y emocional puede verse afectada por factores que “involucran la salud corporal, el estilo de vida que manejemos, aspectos de nuestra historia de vida, la calidad de las relaciones que forjamos y entorno”, señala Óscar Pinzón, psicólogo de Compensar.

En ese sentido, es natural que cuando vivimos situaciones estresantes nuestro cuerpo tenga diferentes reacciones. Sin embargo, “ lo que marca la diferencia es la calidad de nuestra respuesta. En este punto empiezan a jugar factores singulares de cada persona como:  historia de vida,  recursos emocionales que ha desarrollado,  la manera cómo maneja el estrés u otras reacciones emocionales (miedo, tristeza o la rabia) y las características de la red de apoyo”, explica el experto Óscar Pinzón.

Tips para cuidar la salud mental y emocional

De acuerdo con los especialistas es importante que diariamente tengas en cuenta estas recomendaciones:

  1. Programa tu día para que puedas gestionar mejor tu tiempo y establecer periodos de descanso, entretenimiento y trabajo.
  2. Cuida tu salud física: recuerda asistir con periodicidad al médico para prevenir complicaciones de salud. De igual forma, ejercítate por lo menos 30 minutos diarios, pues como afirma el psicólogo Óscar Pinzón, “si tu salud física se encuentra estable tu salud emocional también se verá favorecida porque ambas están profundamente relacionadas”.
  3. ¡Exprésate! Así puedes sobrellevar las cargas y preocupaciones económicas  o emocionales que tengas. Puedes aprovechar las nuevas tecnologías para socializar con tus amigos y compañeros de trabajo.
  4. Realiza ejercicios de respiración, de esta manera, le envías a tu cerebro un mensaje de tranquilidad. También puedes hacer estiramientos para regular la tensión muscular.
  5. No reprimas tus emociones, pues como señalael psicólogo Óscar Pinzón “manejar las reacciones emocionales consiste en saber modularlas y exteriorizarlas asertivamente”.
  6. Establece una hora para ver noticias porque “hacerlo frecuentemente puede aumentar el miedo y la incertidumbre, sobre todo, en personas diagnosticadas con ansiedad”, señala Catalian Cortés. Asimismo, consulta fuentes verídicas como el Ministerio de Salud y Protección Social.
  7. Trabaja tu autoestima, así puedes potenciar tu salud mental y emocional ya que si eres seguro de ti mismo aprenderás de tus equivocaciones en vez de juzgarte.
  8. ¡Adáptate! Habrá momentos que probablemente no vuelvan a ser como antes, pero debes ajustarte a la nueva realidad.
  9. Aliméntate bien, incluye frutas y verduras, alimentos como el cacao, los cuales te proporcionan vitalidad. De igual forma, recuerda comer cinco veces al día.
  10. Lleva un registro de tus emociones. En un diario puedes escribir cómo estuvo día y qué situaciones aumentaron tu ansiedad o estrés.

También te puede interesar: ¿Cómo aprender a meditar?

¿Cómo saber si estás sufriendo ansiedad o depresión?

Los especialistas concuerdan que es importante acudir a una consulta médica y determinar si existen problemas biológicos que afecten la salud emocional. No obstante, si empiezas a presentar problemas como: conciliar el sueño, dormir más horas de lo normal, ansiedad de comer, pérdida del apetito, irritabilidad, pensamientos catastróficos o no querer realizar las actividades que te gustan, debes consultar a un especialista, ya sea psicólogo o psiquiatra.

De igual forma, si sospechas que alguien de tu grupo familiar padece alguna de estas patología es necesario “reconocer que la depresión y la ansiedad son enfermedades que se deben tratar, pues muchas veces los familiares de las personas que sufren de depresión o ansiedad suelen tener comentarios como: ¡eso no es nada, pongan de su parte! Pero esto no es así porque lo que más quiere el paciente es mejorar pero su condición no se lo permite”, señala doctor y psiquiatra Mauricio de la Espriella.

Asimismo añade que “si un familiar comprende este tipo de trastornos afectivos permite que él pueda expresar sus ideas de desesperación y animarlo a continuar con su tratamiento psicoterapéutico o farmacológico, evitando así recaídas. En conclusión es formar una red de apoyo para mantener una buena estabilidad emocional y mental”.

También te puede interesar: ¿cómo prevenir el suicidio?

Por lo tanto, no temas pedir ayuda médica pues como afirma Óscar Pinzón “darnos la oportunidad de cuidar la salud mental y hablar con un profesional sobre nuestras dificultades emocionales puede ser una valiosa ayuda para nuestro bienestar. ¡Recuerda! La dimensión mental y emocional interactúa con todo lo demás que eres y construyes”.