La acupuntura, el yoga y la aromaterapia son procesos que permiten aliviar el estrés, los dolores musculares, la ansiedad y la depresión. Conoce sus beneficios y cómo los puedes aplicar a tu vida diaria.

Según al Organización Mundial de la Salud, el estrés es un estado de ánimo que puede afectar la salud psicológica y física de las personas, causado por factores como el trabajo, problemas económicos, de pareja o familiares.

De acuerdo a la Asociación Americana de Psicología (American Psychological Association) existen tres tipos de estrés que se expresan de acuerdo a las situaciones a las que se enfrentan las personas:

● El estrés agudo suele presentarse con una combinación de enojo, irritabilidad, ansiedad y depresión. A nivel físico se pueden generar dolores de cabeza, espalda, mandíbula y tensiones musculares.

Así mismo, la angustia puede provocar problemas estomacales e intestinales como acidez, estreñimiento y síndrome del intestino irritable. Cuando hay una exaltación momentánea puede haber una elevación de la presión sanguínea, ritmo cardiaco acelerado, mareo, migraña, dificultad para respirar y dolor de pecho.

● El estrés agudo episódico ocurre cuando hay estrés con mayor frecuencia. Estas personas suelen estar agitadas, tienen mal carácter, son irritables, ansiosas y viven en estado de tensión. Este tipo de estrés también surge de las preocupaciones incesantes y puede generar afectaciones a la salud, como: dolores de cabeza  persistentes, migraña, hipertensión, dolor en el pecho y enfermedad cardíaca.

● El estrés crónico proviene de experiencias traumáticas vividas en la niñez que pueden afectar la personalidad. Al vivir un desgaste constante se puede llegar a una crisis nerviosa, que desemboca en enfermedades como cáncer, apoplejía o ataque al corazón.

A través de prácticas como el yoga, la acupuntura y la aromaterapia es posible controlar el estrés, relajar el cuerpo y dejar que la mente entre en un estado de relajación. Conoce de la mano de nuestros especialistas cómo puedes controlar estas emociones y los beneficios que tendrá tu salud.

Sigue las recomendaciones de tu especialista y recuerda que a través de los cursos de Compensar puedes mejorar tu salud y calidad de vida.