Mujer celíaca evitando comer pan

La enfermedad celíaca, la cual ocasiona intolerancia al gluten,  afecta al 1.5 % de la población mundial;  no obstante, se estima que alrededor del 75 % de los pacientes desconocen que la sufren. Por ello, te contamos todo lo que debes saber sobre esta enfermedad. 

De acuerdo con la gastroenteróloga Jenny Molano de Compensar “la enfermedad celíaca se origina cuando el sistema inmune entra en contacto con el gluten, proteína que presente en algunos cereales como el centeno o el trigo, ocasionando que la mucosa que recubre el intestino delgado se inflame”. 

Síntomas 

Una persona que padece esta enfermedad puede presentar diferentes síntomas dependiendo de qué tan afectado está el intestino delgado. No obstante, según la nutricionista y dietista Amparo Russi, actual presidente de la Asociación Colombiana de Nutrición Clínica (ACODIN), “predominan síntomas digestivos como dispepsia (náuseas, pesadez, flatulencia), dolor abdominal, ardor en el esófago, reflujo, vómito, diarrea y extradigestivos son frecuente la anemia ferropenia, osteopenia, dermatitis, aftas bucales, insuficiencia pancreática exocrina, infertilidad, dolor de cabeza, debilidad y fatiga”. 

¿Cómo se diagnostica?

Diagnosticar esta enfermedad es complicado debido a que sus síntomas son similares a los de otras enfermedades digestivas, por ello, la gastroenteróloga Jenny Molano de Compensar asegura que, “ lo recomendable es hacer pruebas inmunológicas para confirmar si efectivamente el paciente sufre esta enfermedad”. 

Tratamiento 

El tratamiento depende de la evaluación que realice el gastroenterólogo y el nutricionista. No obstante, hay un común denominador y es que quienes son celíacos deben suspender alimentos que contengan gluten. Por ello, la nutricionista y dietista Amparo Russi recomienda evitar los siguientes alimentos: 

  • Harinas de trigo, centeno, cebada y avena.
  • Pan, pasteles, tartas, galletas, bizcochos y demás productos de pastelería preparado con cualquiera de estas harinas.
  • Pasta italiana o similares como fideos, macarrones, tallarines, ravioles,
  • y sémola de trigo.
  • Leches o alimentos malteados, así como chocolates (excepto los que digan libre de gluten)
  • Infusiones y bebidas preparadas con cereales, cerveza, malta, agua de cebada, entre otros. 
  • Productos manufacturados que en su composición contengan cualquiera de las harinas citadas anteriormente como: sopas de sobre, flanes, natillas preparadas, helados y caramelos.
  • Salchichas, mortadelas, embutidos en general, preparados de charcutería como patés, quesos fundidos o de bola. 
  • Evitar productos que no estén avalados por marcas de garantía como turrones, mazapán, entre otros. 
  • Café y té de preparaciones rápidas.
  • Colorantes, caramelos y golosinas 

De igual forma, la experta señala que, “existen algunos medicamentos que lo contienen, por ello, recomienda leer las etiquetas nutricionales para evitar comprar productos que contengan gluten”. 

Si crees que sufres de esta enfermedad, recuerda asistir a un chequeo médico para que un especialista te realice un diagnóstico adecuado.