Los lunares aparecen en diversas partes del cuerpo y cuando se tornan de otro color o cambian sus dimensiones, pueden llegar a ser cancerígenos. Conoce otros signos de alarma que pueden ayudarte a identificar cuáles son peligrosos.

 Muchos de ellos se generan desde que nacemos y reciben el nombre de nevus congénito. Otros, los vamos adquiriendo a medida que avanza el tiempo. Aunque la mayoría de lunares no nos deben generar preocupación, es importante que tengas en cuenta las siglas ABCDE, las cuales te pueden ayudar a detectar si un lunar es peligroso:

● Asimetría: la mitad del lunar no es similar a la otra parte. Esto quiere decir que la forma es irregular.

●  Bordes irregulares: el contorno no es bien definido y borroso.

●  Color: los lunares son generalmente cafés o negros. Si cambia a marrón o blanco es señal que algo anda mal. De igual forma, si en un nevu hay diferentes colores acude a tu dermatólogo.

●  Diámetro: si el lunar es mayor a 6mm es peligroso.

●   Evolución: los nevus no deben crecer rápido.

Sebastián Vélez Ocampo, dermatólogo de ASOCOLDERMA, Asociación Colombiana de Dermatología y Cirugía Dermatológica, asegura que “si nos aparecen lunares después de los 30 años o se presentan sangrado con crecimiento y cambios de color, son indicios de que estos pueden convertirse en melanoma, un tipo de cáncer de piel”.

Cuida tu piel

La piel es el órgano más grande del cuerpo. Nos ayuda a protegernos de la contaminación que se genera en el exterior y al ser nuestra carta de presentación debemos cuidarla. Con esto prevenimos la aparición de lunares peligrosos u otras patologías.

Por eso, la dermatóloga Sandra Vera de Compensar te da las siguientes recomendaciones para mantenerla radiante, pero sobre todo sana.

● Utiliza protector solar: los rayos ultravioletas del sol afectan nuestra piel, por eso, utiliza un bloqueador de amplio espectro.

● No uses cámaras de bronceo: debido a que generan lesiones cutáneas que causan cáncer de piel y ponen en riesgo tu vida.

Para el dermatólogo Sebastián Ocampo también es importante que las personas mantengamos el color natural de nuestra piel, cuando se oscurece es porque te estás exponiendo frecuentemente al sol.

Recuerda que si presentas algunos de estos signos de alarma o tienes antecedentes familiares asociados al cáncer de piel, debes asistir a una consulta médica.