En la actualidad las empresas no solo se están enfocando en la búsqueda de valor económico sino también en el cumplimiento de sus objetivos sociales y medioambientales, con los que esperan aportar hacia el futuro, para que las generaciones puedan disfrutar de mejores condiciones de bienestar. Conoce cómo la Caja de Compensación Familiar Compensar realiza esta gestión a través de su programa “Con la cabeza en la tierra”. 

La sostenibilidad, también conocida como sustentabilidad, consiste en satisfacer las necesidades actuales sin comprometer los recursos naturales ni el bienestar social de las próximas generaciones. Por esta razón, actualmente, no solo se prioriza el progreso económico sino también el ambiental y el social. 

De acuerdo con Henry Salinas, coordinador de Gestión Ambiental de Compensar, “con el fin de dar cumpliendo a lo requerido por la normatividad ambiental, las empresas deben identificar los impactos negativos que se generan al medio ambiente para llevar a cabo actividades y seguimientos que eviten que el suelo, el agua, el aire, la flora, la fauna y demás recursos naturales se vean afectados”.

Sin embargo, existen organizaciones que van más allá de lo exigido por la norma, empresas que conscientes de su entorno y contexto crean iniciativas que generan un impacto positivo. Este es el caso de Compensar, una entidad que comprende que el progreso social y bienestar integral son posibles, si se cuida el planeta.

Por esta razón, en el año 2011 Compensar creó la iniciativa “Con la cabeza en la tierra”, un programa que fomenta la responsabilidad ambiental de la organización más allá de la norma, generando impactos ambientales positivos reputacionales, económicos y sociales. De acuerdo con Henry Salinas, coordinador de Gestión Ambiental de Compensar este programa cuenta con cuatro frentes de trabajo: 

  • Uso eficiente de los recursos: se trabajan actividades enfocadas en la disminución del consumo de agua y energía. En efecto, las sedes de Compensar cuentan con dispositivos que favorecen el bajo consumo de estos recursos, lo que ha permitido ahorros por más de 200 millones de pesos al año. 
  • Estrategia de sostenibilidad que se realiza por medio del diagnóstico, evaluación, seguimiento, informes y envío de comunicaciones orientadas a celebraciones ambientales, tips de acciones sostenibles, ferias, entre otros, con el fin de promover la coherencia entre nuestras acciones y nuestro postulado de bienestar integral, que involucra, por supuesto, la conservación de los recursos naturales. 
  • Iniciativas sostenibles que buscan incentivar el uso responsable de los medios de transporte y la búsqueda medios alternativos; el ahorro de recursos naturales y las compras verdes, entre otros. Generando un impacto en más de 2.000 colaboradores. 
  • Grupos de interés: se desarrollan asesorías en temas ambientales a empresas aliadas, por medio de lo cual se mantiene un relacionamiento de responsabilidad corporativa, gastos compartidos y compromiso empresarial.

De igual forma, Henry Salinas señala que, de forma constante se introducen nuevas acciones, que “actualmente en las sedes de Compensar se continúa realizando el cambio de iluminación convencional a LED, y que en el ciclo de alojamiento se cuenta con el uso de energía renovable a través de paneles solares”.

También te puede interesar: ¿Por qué las Pymes deben incorporar la sostenibilidad?

Además de estas acciones, gracias al programa “Con la cabeza en la tierra” Compensar ha obtenido recursos por más de 100 millones de pesos anuales, derivados del aprovechamiento de materiales reciclables y sustancias usadas, (como el aceite vegetal). Razones por las que entidades como la Secretaría Distrital de Ambiente, con su programa PREAD, ha reconocido la labor de Compensar y la destaca como una organización que contribuye a reducir las cargas contaminantes que se producen en Bogotá.