Mujer tiene un dolor en el hígado

El hígado es el órgano encargado de metabolizar las grasas y los carbohidratos del cuerpo, asimismo, ayuda a procesar las sustancias tóxicas, por esta y muchas más razones te compartimos algunas recomendaciones para cuidar el hígado. 

El hígado es uno de los órganos más importantes del cuerpo, debido a que es el encargado de procesar la hemoglobina para el uso del hierro por parte de este. Además, almacena las vitaminas, los minerales y los azúcares, y descompone sustancias perjudiciales, limpiando así el cuerpo de toxinas.

Según Juan Carlos Mendivelso, especialista en medicina familiar, “el hígado es un órgano que está situado en el hipocondrio derecho y que alberga, en su lecho, por su cara inferior, a la vesícula biliar”. Además de esto agrega que “el hígado es la central de detoxificación del organismo, puesto que sirve para eliminar el radical tóxico de la mayoría de medicamentos y los efectos deletéreos del alcohol por medio de un proceso que se llama metilación”. 

Y es que el hígado es un órgano vital  sin el cual es imposible e incompatible la vida, por esto, su cuidado y la importancia de conocer qué lo puede poner en riesgo, Oscar Beltrán, ex presidente de la Asociación Colombiana de Hepatología, explica que “las inflamaciones o alteraciones del hígado son causadas por los virus, los tóxicos como el alcohol, algunos medicamentos, sustancias herbales o homeopáticas, infecciones bacterianas, problemas relacionados con el flujo sanguíneo, circunstancias congénitas, entre otros”. 

También te puede interesar: Aprende a leer etiquetas nutricionales

Hábitos saludables para cuidar el hígado

A continuación, los doctores Juan Carlos Mendivelso y Oscar Beltrán, comparten algunas recomendaciones para proteger el hígado y evitar enfermedades hepáticas:

  • No sobrecargar el hígado. Para evitar alteraciones en el hígado es fundamental llevar una dieta balanceada entre carbohidratos, proteínas, ingesta de sodio, frutas y verduras. Para lograr esto, se recomienda consumir una sola harina al día y alternarla con frutas y verduras, así se lograrán las calorías necesarias que permitan la correcta función del organismo. 
  • Evitar la ingesta de grasas saturadas. Debido a que este tipo de grasas elevan el colesterol y los triglicéridos, se aconseja consumirlos de forma moderada, sobre todo porque su alto consumo produce una alteración en el hígado llamado degeneración grasa o hígado graso que puede ocasionar inflamaciones o daños en este órgano. 
  • Evitar tomar medicamentos que no sean formulados por un médico. Muchas personas acostumbran a medicarse sin ser conscientes del gran error que cometen y del gran daño que le hacen a su hígado. Por eso, solo toma medicamentos que hayan sido formulados por un especialista. 
  • Evitar el abuso del alcohol. El uso excesivo de bebidas alcohólicas puede causar una deposición de grasa en el hígado, además de inflamación, fibrosis o cirrosis, que puede causar una grave incapacidad del hígado para realizar sus funciones.
  • Evitar el uso de medicamentos homeopáticos o proteicos. El exceso de proteínas es algo que debemos evitar, ya que estos nutrientes hacen trabajar en exceso al hígado, lo que puede empeorar su funcionamiento.

Alimentos que ayudan a limpiar y mantener sano el hígado

Como ya sabes, llevar una dieta variada y saludable es esencial para ayudar a depurar el hígado. A continuación, te compartimos 10 alimentos que recomienda la Asociación Colombiana de Hepatología para limpiar y mantener sano este órgano:

  1. Café: su ingesta se ha relacionado con una mejora en hígado graso y la fibrosis, además de una reducción en la cirrosis y el riesgo de carcinoma hepatocelular.
  2. Coles: estas verduras crucíferas favorecen la actividad de la enzima de desintoxicación, protegiendo el hígado con ello.
  3. Alcachofas: la alcachofa es otro de los alimentos que ayuda a depurar y mantener sano el hígado. Esto se debe a su capacidad para incrementar la producción de bilis, permitiendo una mejor eliminación de toxinas dañinas en este órgano.
  4. Pescado azul: el salmón y otro tipo de pescados azules pueden ayudar a reducir el impacto de enfermedades como el hígado graso, debido a que este tipo de pescados son ricos en ácidos grasos omega-3 que contribuyen a reducir la inflamación, y parecen evitar la acumulación de grasas, manteniendo los niveles de enzimas en el hígado.
  5. Aceite de oliva: este producto parece ofrecer varios efectos protectores reduciendo el hígado graso, la fibrogénesis, y favoreciendo la prevención de la peroxidación lipídica, entre otros efectos.
  6. Nueces: este alimento ofrece beneficios frente a la enfermedad de hígado graso no alcohólico.
  7. Uvas: las uvas son un alimento con destacada capacidad hepatoprotectora debido a su disposición para reducir la peroxidación de lípidos tanto en plasma como en el hígado.
  8. Arándanos: los frutos del bosque, en especial los arándanos, muestran beneficios para el hígado, debido a su acción antioxidante.
  9. Limón: el limón resulta efectivo a la hora de prevenir y reducir los daños por lesiones hepáticas relacionadas con el consumo de alcohol, debido a su capacidad como potente antioxidante. 
  10. Té verde: el consumo de té verde puede tener un impacto positivo sobre el metabolismo del cuerpo, ayudando en la quema de grasas. Esto se debe en gran parte a su alto contenido en catequinas, que parecen aumentar el gasto calórico.

Con todas estas recomendaciones te invitamos a que lleves una dieta saludable y cuides tu hígado, un órgano primordial para el correcto funcionamiento de tu cuerpo.