La llegada de un nuevo miembro a la familia, además de generar felicidad, trae consigo una serie de responsabilidades y compromisos económicos. Conoce cómo puedes manejar tus finanzas sin afectar tu bolsillo.

De acuerdo con Jairo Antonio Forero Estrada, entrenador financiero personal y familiar, y autor del Best-Seller en Amazon: ¡Por fin libre de deudas!, los gastos que se deben tener en cuenta antes de ser madre o padre primerizos son las provisiones. Estos gastos están asociados con el nacimiento del bebé y entre los más representativos se encuentran:

● Pañales: un bebé necesita pañales desde la etapa 0 hasta la etapa 5, sin embargo, en la etapa 3 es cuando se registra el mayor uso de estos insumos. La suma total durante este periodo de vida oscila entre un millón y dos millones de pesos.

● Alimentación: la leche materna que recibe el bebé trae gastos asociados, como por ejemplo, recipientes para su almacenamiento o espacios adecuados para su preservación. Cuando el bebé inicia con una alimentación diferente a la suministrada por la madre, como leche de tarro o compotas, se adicionan gastos que no se encuentran dentro del presupuesto de los padres. Por lo tanto, el especialista financiero recomienda que, desde casa y de forma natural, los padres elaboren alimentos con frutas y verduras. Este recurso ayuda a economizar en productos procesados y de alto costo.

● Gastos de salud: durante el periodo de gestación, la madre y el bebé requieren de controles regulares y cuando nace el pequeño es necesario aplicar vacunas que, aunque en algunos casos son cubiertas por el sistema de salud, hay otros, en los que no y pueden resultar de alto costo. Es por esto que si se provisiona los recursos para cubrir estos gastos desde antes del nacimiento del bebé, será mucho más fácil.

Por otro lado, se deben tener presentes los gastos relacionados con la ropa, cuna, elementos de aseo y juguetes.

Presupuesto para que el dinero rinda

Es fundamental tener un presupuesto antes de ser padres. No hay que esperar a que llegue el nuevo miembro para asimilar el gran compromiso económico que requiere su cuidado. Pero la pregunta que probablemente surge es: ¿cómo hacer para que el dinero rinda?

Para que esto suceda, en el presupuesto familiar se deben tener en cuenta los siguientes cálculos:

● Gastos de la casa (recibos, administración, cuotas, arriendos, imprevistos, mercado, mantenimiento del vehículo, entre otros).

● Gastos de los padres (transportes, tarjetas, ocio, facturas del celular, entre otros).

● Provisiones del bebé.

Si se tiene claro el presupuesto de cada uno, no habrán sorpresas a la hora de asumir la responsabilidad de ser padres y el dinero rendirá mucho más. Debes tener en cuenta que el riesgo de endeudarse cuando se es padre por primera vez ocurre principalmente por la falta de información y asesoramiento sobre cómo manejar las finanzas.

Es necesario que en el ámbito financiero los padres se eduquen sobre cómo manejar sus ingresos o recursos económicos, ya que lo ideal de tener un hijo es que puedas brindarle toda las comodidades que requiere.

Gastos adicionales 

Por otro lado, los padres que trabajan diariamente suelen adquirir un gasto más: contratar a una niñera para el cuidado del bebé. Por lo tanto, es recomendable pensar antes de que nazca el niño en tener ingresos adicionales como trabajos en línea o teletrabajo.

Otros compromisos como el Baby Shower y la Navidad, deben manejarse pensando en el presupuesto actual. En el caso del Baby Shower, se sugiere que los obsequios que llegan para el pequeño sean etapa tres (3-9 meses de nacido) con el objetivo de que tengan más tiempo de utilidad.

Para Navidad, los padres primerizos tienden a sobrepasarse en el presupuesto para los regalos, es importante entender que es posible controlar estos gastos con estrategias que los reduzcan, por ejemplo, jugar al amigo secreto, de esta forma solo se brinda un obsequio.

Calcula tus gastos, capacítate y lleva una vida financieramente exitosa para que tu primera experiencia como padre o madre sea aún más increíble.