Te brindamos las herramientas para que desde ya te programes para cumplir con cada meta que te propongas. Ahorra, invierte y gasta de acuerdo a tus ingresos y necesidades.

Si eres de los que tan pronto le llega el sueldo se gasta todo en deudas, necesidades básicas y diversión, te contamos que debes organizar tus recursos de tal forma que puedas lograr que una parte de tus ingresos se destinen para ahorrar, cumplir compromisos y alcanzar metas.

Responde el siguiente test y de la mano de los especialistas en orientación financiera Danilo Raymond y Johanna Lozada te ayudaremos a que aprendas a calcular tus gastos con un presupuesto mensual.

1. Lo primero que haces cuando llega el sueldo es:

Correct! Wrong!

Piensa siempre en una meta. Ten en cuenta qué es lo que quieres lograr, así podrás saber cuál es el motivo por el que ahorras una parte de tus ingresos o destinas otra para invertir. Por ejemplo, si quieres comprar un carro, continuar tus estudios profesionales, invertir en un viaje de familia, comprar una casa, y demás, proyéctate a futuro y cumple con tus objetivos, partiendo de un presupuesto mensual.

Recuerda establecer un monto para ahorrar. Luego define un presupuesto para necesidades básicas y  para diversión, así tendrás control de tu presupuesto. Procura seguirlo al pie de la letra para lograr tus metas.

2. ¿Qué ingresos extra tienes?

Please select 3 correct answers

Correct! Wrong!

Raymond explica que a través de los ingresos extra se puede dar un soporte adicional a los ingresos mensuales. Recuerda que puedes generar estos recursos aprovechando tus talentos durante el tiempo libre. Por ejemplo, si te gusta pintar, vende tus obras en línea; si eres un buen expositor podrías dar conferencias o si eres un experto en algún tema apúntate a dar cursos personalizados.

3. El porcentaje de tus ingresos destinados para ahorrar es de:

Please select 3 correct answers

Correct! Wrong!

Si destinas más del 30% de tus ingresos a pagar deudas no te estás programando para un ahorro que podrías invertir en un futuro o para esos imprevistos que resultan tocarnos el bolsillo cuando menos lo esperamos.

Recuerda que siempre habrán deudas buenas y deudas malas, por lo que debes aprender a definir en qué gastar tus ingresos y así no entrar en sobre endeudamientos para cumplir con tus compromisos.

Por otro lado, Johanna Lozada explica que el ahorro es una inversión que te ayudará a alcanzar tus metas y mejorar tu futuro. Tu capacidad de ahorro sale del resultado que te da el presupuesto de ingresos menos los gastos.

Puedes empezar a ahorrar cada mes con una cuota del 10% de tus ingresos.

4. Cuando llega final de mes tu situación financiera es:

Correct! Wrong!

Ajusta los gastos de tal manera que no tengas que acudir a créditos o préstamos para finalizar el mes. Si inviertes el sueldo que te llega en deudas anteriores no te alcanzará para ahorrar, cubrir los gastos actuales y sobrellevar los responsabilidades adicionales del mes.

5. Cuando piensas en ahorrar ocurre lo siguiente:

Correct! Wrong!

Cuando tienes muchos gastos y no te alcanza para ahorrar, lo que debes hacer es:

● Identifica cuánto es el total de las deudas. Trata de bajar tu endeudamiento, éste no debe superar el 40% de los ingresos.

● Haz partícipe a los miembros de la familia para que apoyen en el control de los gastos del hogar.

● Define cuáles son los gastos prioritarios y reduce o elimina aquellos que no sean tan importantes.

Si defines un objetivo por el que debes ahorrar tendrás una motivación para no gastar en cosas innecesarias. Define un plan de ahorros que te permita identificar las metas que quieres cumplir a corto, mediano y largo plazo.

Cuando estas proyectado hacia el cumplimiento de tus sueños no gastarás en otra cosa porque de seguro destinarás tu dinero a ese ahorro. Es fundamental que tengas disciplina, constancia, orden y paciencia.

¡Esfuérzate y sigue estas recomendaciones para lograr cada meta!