Mujer sonriendo con un gorro de Navidad

Diciembre es un mes en el que todos estamos propensos a caer en excesos, las novenas y reuniones virtuales y el consumo de bebidas pueden causar aumento de peso. La buena noticia es que durante este mes también se puede llevar un estilo de vida saludable. ¿Quieres saber qué tanto te cuidas en Navidad? Realiza el siguiente test

¿Qué tanto te cuidas en Navidad y Año?

1. ¿Cuál de estas bebidas es tu preferida para acompañar un asado? celebrando navidades con un vaso de vino en línea
2. ¿ Cuál de estos pasabocas prefieres comer en las novenas?Sabrosas galletas caseras de Navidad sobre mesa gris
3. ¿Haces ejercicio en diciembre?Papá, mamá e hijo practicando yoga
4. ¿En las cenas navideñas consumes verduras y frutas?cerdo asado con verduras y especias.
5. ¿En diciembre sueles saltarte alguna comida del día (desayuno, almuerzo, cena) ?Aperitivo del árbol de Navidad aguacate ensalada de salmón tartare ceviche, navidad navideña cena comida

¡Estás equilibrando muy bien tu alimentación!

Si obtuviste de 7 puntos en adelante. No cabe duda de que estás disfrutando de este mes de manera moderada, eres consciente de lo importante que es ejercitarse, disfrutar de algunos antojitos, pero siempre equilibrando muy bien tu alimentación para evitar caer en excesos.

¡Te estás excediendo!

Si obtuviste menos de 7 puntos. Tienes que cuidar tu salud, por eso a continuación, la nutricionista de Compensar Nubia Herrera te da las mejores recomendaciones para no excederte durante diciembre.

Para Nubia Herrera “es importante recordar que la alegría decembrina no debe impedir que cuidemos de nuestra salud. La calidad de la alimentación impacta directamente sobre nuestras cifras de colesterol, triglicéridos, azúcar en sangre al tiempo que impacta en nuestro peso corporal, los niveles de energía, salud digestiva y en general la calidad de vida”.

Por ello, la nutricionista recomienda:

Prepara platos con muy pocos ingredientes y preparaciones que no requieran grasas, salsas ni gratinados.

Establece como plato principal una proteína: pollo, pavo, lomo de res, entre otros.

Elige acompañamientos en su versión de menor aporte calórico, ejemplo: cambiar las papas fritas por papas asadas.

No incluir pan, si en el plato ya existen harinas o carbohidratos (arroz, pasta, papas, etc)

Agrega más porciones de verduras o ensaladas

Sirve medias porciones de harina

Elige tomar agua, en lugar de bebidas gasificadas

Evita las bebidas alcohólicas y todo tipo de bebidas azucaradas: jugos de frutas, té industrializado y refrescos.

Si deseas acompañar la comida con vino tinto o cerveza que sea de manera ocasional, una sola copa de vino o una cerveza.  Te recomendamos tomar dos vasos de agua antes.

Come despacio y tómate el tiempo para escuchar a tu cuerpo cuando quede satisfecho, y así evitarás comer en exceso.

No es necesario que consumas todo lo que esté en el plato.

Incluye todos los grupos de alimentos en porciones adecuadas, para cubrir las necesidades de: calorías, macronutrientes (proteínas, grasas, carbohidratos), micronutrientes (vitaminas y minerales) y agua.

Esto se logra con un consumo diario de: frutas, vegetales, carnes magras, huevo, cereales, leguminosas (lenteja, garbanzo, frijol, etc) , harinas integrales, grasas saludables  (aceite de oliva o de aguacate, frutos secos, aguacate), productos lácteos  y agua.

La cantidad consumida de alimentos debe ser suficiente para cubrir las necesidades de cada persona dependiendo de su edad, sexo, actividad física, peso corporal y condición de salud.

La alimentación, debe ser variada para asegurar el consumo de nutrientes necesarios diariamente y debe ser distribuida de manera equilibrada a lo largo del día.

Por último, la nutricionista Nubia Herrera señala que, “en general lo ideal es consumir de todo tipo de alimentos (si no presenta una condición especial que requiera de restricciones específicas) evitando excesos y utilizando preparaciones que resalten los sabores, que nos permitan disfrutar platos deliciosos pero nutritivos, porque salud debe ser nuestra prioridad”.

Así que en este diciembre reúnete con tu familia con las medidas preventivas de bioseguridad, opta por realizar novenas y las reuniones virtuales y olvídate de los excesos, así te mantendrás saludable. 

Tags: