Frutas en formas de corazón

Las enfermedades cardiovasculares son una de las principales causas de mortalidad en Colombia; por ello, implementar hábitos saludables es la clave para cuidar el corazón. Realiza este test y ¡Sigue estas recomendaciones!

La Organización Mundial de la Salud señala que, “de aquí a 2030 casi 23,6 millones de personas morirán por alguna enfermedad cardiovascular, principalmente por cardiopatías y accidentes cerebrovasculares. Se prevé que estas enfermedades sigan siendo la principal causa de muerte”.

¿Qué son las enfermedades cardiovasculares?

Las patologías cardiovasculares se refiere a aquellas que afectan el corazón (cardio) y sistemas de vasos sanguíneos como arterias, capilares y venas. Estas se clasifican en: hipertensión arterial, cardiopatía coronaria, vascular periférica, insuficiencia cardíaca, cardiopatía reumática, congénita y miocardiopatías.

En Colombia no hay cifras recientes que demuestren cuál es la prevalencia actual de las enfermedades cardiovasculares, no obstante de acuerdo con el Ministerio de Salud y Protección Social “a comienzos de la década de los ochenta estas adquieren relevancia epidemiológica y a partir de ese momento y hasta hoy han ocupado los cinco primeros puestos en la lista de las diez  principales causas de mortalidad para el país”.

Por ello el cardiólogo Fernán Mendoza Beltrán, presidente de la Sociedad Colombiana de Cardiología y Cirugía Cardiovascular, señala que: “el tipo más común de patologías cardíacas son las enfermedades coronarias”.

¿Cuáles son los principales factores de riesgo cardiovascular?

De acuerdo con el cardiólogo Fernán Mendoza “existen factores de riesgo no modificables y modificables. El primero está determinado por la edad, el sexo y la historia familiar. De hecho, sabemos que las personas mayores, los hombres y quienes tienen antecedentes familiares  presentan un mayor riesgo de desarrollar una enfermedad cardiovascular”.

No obstante, Carlos Sánchez, médico internista con subespecialización en cardiología clínica de Compensar señala que, “las mujeres en la postmenopausia incrementan su riesgo de padecer este tipo de patologías”.

En cuanto a los factores modificables son aquellos que podemos controlar y modificar como “el tabaquismo, problemas de colesterol y sedentarismo, entre otros”, señala Carlos Sánchez.

Pero, ¿cómo saber qué estás cuidando tu corazón? Realiza el siguiente test y descúbrelo

Test ¿Cuidas bien tu corazón?

1.¿Cuál de estas bebidas es tu preferida para hidratarte?Batido de remolacha con limón
2. ¿Diariamente realizas actividad física?Mujer ejercitándose en casa
3. De este tipo de cocción, ¿cuál realizas frecuentemente?Hombre cocinando verduras al wok
4. ¿Anualmente te haces un perfil lipídico (colesterol y triglicéridos)comida chatarra y procesada
5. ¿Cada cuánto realizas pausas activas?Mujer realizando pausas activas mientras trabaja
6. ¿Incluyes verduras en tus comidas?Verduras de todos los colores

¡Tienes un corazón fuerte y sano!

Si obtuviste de 10 puntos en adelante, ¡muy bien! Sigue manteniendo esos hábitos saludables que cuidan tu corazón y hacen que este siga siendo el motor de tu cuerpo.

¿Qué debo hacer para cuidar mi corazón?

Si obtuviste menos de 10 puntos es tiempo de hacerte esta pregunta: ¿qué debo hacer para cuidar mi corazón?  Y comenzar a darle la vuelta a esos hábitos no saludables.

A continuación, los cardiólogos Carlos Sánchez y Fernán Mendoza Beltrán te dan algunas recomendaciones para cuidar el corazón:

  1. Realiza una valoración de la presión arterial: la hipertensión es uno de los factores de riesgo cardiovascular más comunes, por ello, debes  tomar con regularidad la presión arterial, sobre todo, si eres una persona hipertensa pues esta es una patología silenciosa.
  2. ¡Ejercítate! Diariamente o cinco veces a la semana debes hacer por lo menos 30 minutos de ejercicio. Si eres una persona sedentaria lo recomendable es pedir una cita de medicina general para realizar un chequeo médico y así empezar una actividad física de manera progresiva, porque si no tienes los niveles de glucosa o tensión controlada se pueden generar complicaciones de salud.
  3. ¡No fumes! Esto no solo afecta la función pulmonar sino que con tal solo fumar un cigarrillo se aumenta la presión arterial y la frecuencia cardíaca.
  4. Controla tu peso para evitar complicaciones de salud como la hipertensión y diabetes, pues enfermedades como la obesidad sube los niveles de colesterol, presión arterial y azúcar.
  5. ¡Aliméntate bien! Lleva una dieta balanceada en la que consumas frutas, vegetales, alimentos cardioprotectores como el pescado o  el atún,  los cuales tienen un alto contenido de omega 3. Es importante bajar el consumo de harina, azúcares refinados, grasas saturadas ,sodio y a la hora de comprar verificar los ingredientes con los que se hizo el producto.  Por último, cabe resaltar que las personas diabéticas deben evitar ciertas frutas como el banano.
  6. Asiste a consulta para que anualmente conozcas cómo está tu perfil lipídico (colesterol y triglicéridos).

También te puede interesar: Aprende a leer etiquetas nutricionales

De acuerdo con el cardiólogo Carlos Sánchez “ tensión u opresión en la espalda, cuello, mandíbula, adormecimiento de los brazos, sensación de indigestión, sudoración fría, ahogo, fatiga, náusea, dolor abdominal, apnea del sueño son algunos de los síntomas que indican que esta fallando tu salud cardiovascular”.

Asimismo añade que, “ lastimosamente y en algunos casos, el primer síntoma es un desmayo o una muerte súbita, por ello, si sufres alguna patología crónica no suspendas tus medicamentos, sino que sigue tu tratamiento y demás hábitos saludables”.

Pues como afirma, Fernán Mendoza Beltrán, presidente de la Sociedad Colombiana de Cardiología y Cirugía Cardiovascular “por las razones de la misma cuarentena, las personas han disminuido la actividad física y cambiado sus hábitos alimenticios, generando que actualmente estén ingresando a las clínicas pacientes hipertensos no controlados. Por lo tanto y a pesar de la pandemia, los problemas cardiovasculares continúan presentándose”.

Por lo tanto recuerda que la salud del corazón es tu responsabilidad y en tiempos de pandemia no debes bajar la guardia; sigue cuidándote y manteniendo hábitos saludables para evitar enfermedades cardiovasculares.