Los colombianos, en especial los bogotanos, tardamos más de una hora en llegar a nuestros hogares. Durante este trayecto, muchos utilizamos audífonos para escuchar música y evadir los ruidos de la ciudad. El problema es que lo hacemos a un volumen tan alto que podemos estar sufriendo de trauma acústico.

Según la Organización Mundial de la Salud para el año 2050 una de cada diez personas va a sufrir de enfermedades auditivas. Una de las principales causas se debe a la exposición prolongada a ruidos excesivos en entornos laborales como los de construcción o el uso frecuente de audífonos.

El doctor José Agustín Caraballo, miembro de la Asociación Colombiana de Otorrinolaringología y director de la especialización de otorrinolaringología de la Universidad Militar Nueva Granada explica que el trauma acústico consiste en el daño del oído interno (caracol) secundario a la exposición al ruido.

“El problema es que dicha alteración es potencial, irreversible y permanente. Por lo tanto, no existen posibilidades de tratamiento para regenerar esos pequeños receptores naturales que tenemos en nuestros oídos”, afirma el doctor Caraballo.

¿Es posible evitar esta enfermedad? Sí es posible, siempre y cuando empieces a cuidarte desde ya y sigas recomendaciones como las siguientes:

Evita que aguas contaminadas entren a tu oído.

Si vas a escuchar música con audífonos, hazlo a un volumen bajo. Recuerda hacer pausas cada media hora. Puedes usar filtros agudos en tu celular o reproductor mp3 para que no destruyas las células del oído.

●No uses copitos de algodón, esto introduce aun más el cerumen e incluso puedes causarte accidentes como perforación timpánica.

No te automediques ni prepares recetas caseras para el dolor de oído.

Si trabajas en el sector de construcción o estas expuesto a ruidos intensos, usa barreras o amortiguadores. De igual forma, exige el uso de protectores intracanal de espuma o silicona, moldes a la medida y protectores de copa.

Cuando asistas a un concierto, lo ideal es que estés alejado de equipos que producen ruidos intensos, también puedes usar protectores auditivos.

Usa el reproductor musical durante máximo 60 minutos, a menos de 60 decibeles, es decir a menos de un cuarto del dial de volumen. A esto se le conoce como la “Formula 60/60”.

Por su parte, Elga Taboada, otorrinolaringóloga de Compensar asegura que es importante que las personas cuiden sus oídos porque es uno de los sentidos que nos ayuda a estar en contacto con el mundo exterior. Además, es un órgano que es tan sensible que se ve afectado por enfermedades como la hipertensión o algunos medicamentos.

De hecho, el motivo de principal de los pacientes que asisten a consulta otológica en Compensar es por la hipoacusia, una dificultad para usar el sentido del oído, la cual esta asociada a antecedentes de trauma acústico.

Por eso, si eres una persona adulta, acuérdate de solicitar periódicamente control con el otorrinolaringólogo para que el médico revise tus oídos, recuerda que ¡Prevenir es cuidar!