Es momento de empezar a cumplir lo que tantas veces te has prometido: bajar de peso de manera saludable. Conoce cómo cambiar tu estilo de vida y mantenerlo en el tiempo.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS) “en el mundo hay más de 1900 millones de adultos con sobrepeso, enfermedad causada por el aumento del consumo de alimentos ricos en calorías y la disminución de actividad física”.

El sobrepeso es una epidemia mundial, que al año cobra la vida de 2.8 millones de personas, y que se puede evitar en la medida en que implementemos nuevos hábitos como realizar ejercicio y comer saludablemente.

Más allá de alcanzar una figura esbelta o estereotipos de belleza, el objetivo de practicar un deporte o alimentarse adecuadamente, es lograr bajar los niveles de estrés, reducir el riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares, mejorar la movilidad y elasticidad y tener mayor calidad de vida.

¿Quieres bajar de peso saludablemente?

La deportóloga Margarita Ariaga y la nutricionista Viviana Jiménez, te explican cómo empezar una rutina saludable que cambiará tu estilo de vida y mejorará tu salud.

Empieza a ejercitarte

  • Visita un deportólogo, porque para empezar,  es fundamental conocer tu índice de masa corporal, composición corporal e identificar cómo esta tu condición física (elasticidad, coordinación, fuerza). Con base en estos resultados podrás empezar a entrenar.
  • No crees excusas. Sin importar si llueve o hace mucho frío, debes mentalizarte que todos los días debes realizar tu rutina de ejercicios. Programa una hora y cumple tu objetivo.
  • Empieza de manera gradual, por lo general las metas son a largo plazo y requerirán tiempo y esfuerzo para lograrse.. Por eso, no comiences a practicar a un ritmo acelerado porque esto te hará renunciar más rápido, al contrario, trabaja paso a paso, así lograrás más rápido tu meta.
  • Elige el deporte adecuado: Lo recomendable es optar por intervalos, donde al inicio empiezas caminando, luego trotas y por último haces una caminata más rápida. Te recomendamos comenzar por clases grupales de rumba, yoga o pilates.
  • Haz sentadillas de 90 grados para no lesionar tus rodillas
  • Al inicio no levantes mucho peso, empieza con el peso mínimo de la máquina.

Alimentación saludable

  • Comienza un proceso respetuoso con tu cuerpo acudiendo a un grupo de especialistas expertos en manejo de obesidad o sobrepeso para que sean ellos, quienes  de acuerdo con tus necesidades,  estructuren una serie de ejercicios y plan de alimentación a medida.
  • Evita comparaciones, recuerda que todos tenemos un proceso diferente.
  • Recuerda que los cambios se hacen diariamente, por eso, piensa que cada día es un escalón para alcanzar tu objetivo.
  • No olvides que un plan nutricional no debe restringir ningún grupo alimenticio, solo así se obtiene una pérdida de peso sostenible en el tiempo.
  • Deja de creer en dietas milagro,  invertir en tratamientos que no tienen respaldo científico puede poner en riesgo tu salud.
  • No pienses a corto sino a largo plazo, así entenderás que no tienes que hacer una dieta sino implementar hábitos de alimentación saludables que generarán un impacto positivo en tu vida.
  • Incluye  frutas y verduras en tu menú diario.
  • Reflexiona. ¿Estás comiendo por apetito físico o para calmar un estado emocional? Si es por llenar un vacío afectivo busca ayuda psicológica.
  • Aplica el truco de la mitad del plato lleno de verduras.
  • No olvides incluir harinas, lácteos bajos en grasa, carnes magras y grasas saludables como el aguacate.
  • Evita el azúcar y productos procesados,  estos no aportan los nutrientes que tu cuerpo requiere.
  • No tomes bebidas gaseosas, reemplázalas por agua.

La nutricionista Viviana Jiménez enfatiza que, “este es un proceso que necesita persistencia, disciplina y amor propio, puesto que bajar de peso saludablemente implica tener una mente abierta para afrontar un cambio en tu estilo de vida”.

Deja atrás las excusas, agenda tu cita nutricional y deportiva, y empieza desde ya a implementar estos hábitos, ¡tu salud te lo agradecerá!