Madre amamantando a su hijo

La lactancia materna genera beneficios para la madre, el niño y la sociedad. Sin embargo, persisten algunas creencias erróneas . Por ello, María Catalina Bages, especialista en nutrición clínica pediátrica y la neonatóloga, Sandra Navarro,  explican y desmitifican varias temáticas alrededor de la lactancia materna.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) asegura que: “si todos los niños fueran amamantados, cada año se salvarían unas 820.000 vidas infantiles”. Y es que la leche materna es el único alimento capaz de aportar todos los requerimientos nutricionales que necesita el niño, “facilitando así su crecimiento físico, desarrollo neurológico, psicológico y emocional”, señala María Catalina Bages, especialista en nutrición clínica pediátrica.

Pero no solo eso, de acuerdo con la neonatóloga Sandra Navarro: “la leche materna también contiene Inmunoglobulina A, primera línea de defensa frente a las infecciones, confiriendo protección frente a enfermedad diarreica, infecciones agudas y alergias”.

Beneficios de la lactancia materna para la madre

Como el suministro de leche materna debe empezar desde las primeras horas de vida del bebé, la madre tiene múltiples beneficios ya que “favorece la salida de la placenta y disminuye el riesgo de hemorragia postparto; a largo plazo disminuye el riesgo de padecer cancer de seno, ovario y depresión postparto”, señala Sandra Navarro.

También se obtienen beneficios psicológicos pues amamantar genera un vínculo estrecho entre la madre y el hijo, como asegura Mary Luz Marulanda, madre y colaboradora de Compensar: “el lactar a mis hijos, Juan Esteban y Mariana, me llenó de confianza porque al completar de manera satisfactoria la lactancia materna exclusiva y prolongarla por un año más, mis hijos son niños sanos. La relación que he creado con ellos es increíble ya que te conviertes en la persona más importante de sus vidas al proveerles un alimento esencial para su crecimiento y desarrollo”.

No obstante, la desinformación y creencias erróneas que todavía persisten en la sociedad han generado que algunas madres desistan de amamantar. Por ello, las expertas aclaran los mitos más comunes. 

También te puede interesar: ¿Cómo donar leche materna en Colombia?

De igual forma, es erróneo creer que durante la lactancia exclusiva se le debe proporcionar al bebé agua y hierro pues la leche materna  contiene todos los nutrientes necesarios para los primeros meses del bebé; superado este tiempo, sí hay que realizar una alimentación complementaria.

Sin embargo, “está comprobado que entre los seis y los doce meses de edad la leche sigue aportando el 50 % de los nutrientes que necesita el niño. Y entre los 12 y 24 meses aporta la tercera parte, proporcionando factores inmunológicos que actúan como vacunas”, asegura María Catalina Bages, especialista en nutrición clínica pediátrica.

Recomendaciones para amamantar

 La neonatóloga Sandra Navarro y la pediatra Catalina Bages aconsejan:

  1. La madre debe mantenerse hidratada.  Lo recomendable es ingerir agua y no jugos.
  2. Llevar una alimentación saludable, evitando productos refinados y ultraprocesados.
  3. Ingesta materna de hierro y calcio suplementario durante el período de lactancia materna exclusiva (6 meses) para disminuir el riesgo de anemia, estimular desarrollo neurológico y formación del hueso.
  4. Ser paciente y persistente, la lactancia es un proceso natural que se facilita con el tiempo.
  5. Buscar espacios cómodos para amamantar y para descansar.

De igual forma como sociedad, debemos garantizarle a la madre un ambiente positivo donde reciba el apoyo del padre, la familia y el empleador. Tal y como le sucedió a Mary Luz Marulanda, colaboradora de Compensar, quien agradece a la Caja por ejercer un papel de “madre” no solo con ella sino con todas las mamás que forman parte de la entidad: “he sentido un apoyo muy grande al contar con el tiempo necesario para alimentar a mi bebé, asimismo, con la creación de las salas de lactancia materna en los espacios de oficina, viví una experiencia muy bonita porque es un lugar privado que cuenta con todos los elementos necesarios para extraer la leche, demostrando así que Compensar es una empresa familiarmente responsable”.

También te puede interesar: Salas de lactancia en el trabajo: un derecho para todas las mamás

Sin duda alguna la lactancia materna es un acto amoroso que beneficia al bebé, a la madre y a toda la sociedad. Por ello, no olvides apoyarte en tu pediatra de cabecera para que sea él, quien te brinde las mejores recomendaciones y así convertir la experiencia de amamantar en un tiempo inolvidable.