los 40 años en las mujeres

Para la gran mayoría de mujeres, los 40 años son la oportunidad perfecta para emprender nuevos proyectos y lograr la autorrealización gracias al equilibrio entre experiencia y juventud.

Los 40 son para una mujer “como una segunda adolescencia, un despertar de nuevas posibilidades”, dice Marisol Polanía, psicóloga clínica de Compensar. Explica que en esta etapa aparecen nuevos intereses y se corren riesgos con más seguridad debido a la experiencia. Ese menor temor al fracaso también se debe a que son “más reflexivas sobre lo que viene en el futuro y sobre los logros obtenidos”. Como resultado, esta edad ofrece mayor vitalidad, a la vez que motiva a realizar transformaciones en ciertos hábitos de vida.

Lo anterior, porque si bien no ha llegado la menopausia, sí aparecen cambios físicos “hormonales y metabólicos que pueden provocar aumento de peso, probabilidades de osteoporosis y menos masa muscular”, apunta Polanía. Por estos motivos, a la par de un renovado interés por la autorrealización, se abre una nueva etapa en el cuidado integral que abarca lo físico, mental y espiritual.

En palabras de Fiorella Papa, Gerente de Relaciones Corporativas de Compensar, “es una edad maravillosa, porque comenzamos a pensar más en nosotras mismas”. Advierte, además, que “no hay nada mejor para lograr estos objetivos, que contar con una aliada como Compensar”, entidad que justamente está celebrando sus primeras cuatro décadas de experiencia.

De acuerdo con la ejecutiva, para Compensar “esta etapa vislumbra nuevos retos y compromisos, pues si bien la Caja es consciente de los excelentes resultados alcanzados en estos 40 años y agradece la confianza y construcción con- junta de todos los aliados, sabe que la mejor forma de celebrar es mirando hacia el futuro, enfocándose en todo lo que le falta por hacer y por aportar a la sociedad”.

Ambas voceras aseguran que los diferentes servicios de Compensar se ajustan a las necesidades e intereses de las mujeres en cada etapa de su vida; en especial en esta llamada “edad del equilibrio”. En salud, por ejemplo, “somos una de las mejores entidades del sector, reconocidas por calidad, servicio y solidez, nuestro Plan Complementario es una excelente opción para todas las familias, y próximamente inauguraremos en alianza con la Universidad El Bosque, Los Cobos Medical Center, una nueva clínica de cuarto nivel de complejidad, al norte de Bogotá”.

Compensar cuenta, además, con una variada oferta de servicios que generan bienes- tar integral y permiten el adecuado aprovechamiento del tiempo libre: gimnasios propios y en convenio con Smartfit y con la aplicación Fitpal, cursos de yoga, baile, tenis, natación, patinaje, fútbol, cocina, pintura, fotografía, música, maquillaje y peinados, entre otros”, señala Papa.

Así mismo, como una alternativa para financiar todos los sueños y proyectos de sus afiliados, desde la compra de vivienda o el financiamiento de estudios, hasta la remodelación de su hogar o cualquier gusto personal, Compensar tiene una línea de crédito con excelentes tasas y montos que se adaptan a la capacidad de endeudamiento de cada persona.

La cereza del pastel es el turismo, en donde Compensar cuenta con una amplia oferta con planes para todos los gustos y presupuestos: sus hermosos hoteles, Lagomar y Lagosol, en Girardot, el convenio Cajas Sin Fronteras, con centros vacacionales en todo el país, y su Agencia de Viajes para cualquier destino nacional o internacional. Es decir, no hay excusa para descansar y recargarse de energía.

Resumido por Marisol Polanía, los 40 son una edad para “buscar un equilibrio emocional, psicológico, físico y espiritual”, en la que cuidar- se, proponerse nuevas metas y arriesgarse es posible, más aún, de la mano de Compensar.