¿Te han dicho que en las noches roncas o te has levantado con una sensación de ahogo? Si es así probablemente estés sufriendo de apnea del sueño. Te contamos qué es y cómo detectarla a tiempo. 

La apnea del sueño es un trastorno respiratorio que se produce por la obstrucción de la vía aérea superior, ocasionando que se generen pausas respiratorias (apnea) o ceses completos de la respiración durante el sueño. 

De acuerdo con la otorrinolaringóloga Sandra Irene Zabala Parra, presidente de la Asociación Colombiana de Medicina del Sueño (ACMES), “la apnea del sueño es una patología que se presenta a cualquier edad. Sin embargo, en Colombia la padecen alrededor del 20 % de la población por encima de los 40 años. Esta cifra tiende a aumentar después de los 50 años, sobre todo en las mujeres”.  

¿Por qué se produce?

“Al dormir los músculos de la vía aérea superior se relajan temporalmente. Cuando esto ocurre se obstruye la luz de la vía aérea, produciendo así la aparición de la apnea, trastorno que afecta la calidad de vida del paciente”, explica Mariana Saltos, especialista en sueño. 

De igual forma, la obstrucción se puede dar por una alteración anatómica, es decir, cuando hay una desviación del tabique o los cornetes son más grandes, también se puede originar por factores como el sobrepeso. 

Síntomas 

  • Somnolencia excesiva. 
  • Ronquidos.
  • Dolor de cabeza en las mañanas.
  • Pérdida de concentración. 
  • Pérdida de la memoria.
  • Trastornos anímicos; el paciente comienza a tener cambios en su estado de ánimo porque, aunque ha dormido varias horas, no tiene un sueño reparador. 
  • El paciente se despierta con sensación de ahogo. 

Cabe aclarar que los niños también pueden sufrir de apnea, como explica la otorrinolaringóloga y especialista del sueño, Rosario Hernández “esta es una patología que puede explicar por qué un niño tiene bajo rendimiento escolar. Por eso, si al menor le cuesta dormir o se orina en la cama se debe acudir al especialista”. 

También te puede interesar: Aprende a cuidar el sueño

¿Cuál es el tratamiento? 

Según la especialista Mariana Saltos, “el tratamiento depende de cada paciente, por eso se de acuerdo con su edad, severidad del diagnóstico, comorbilidad y anatomía se procederá a escoger las alternativa terapéutica más adecuada (procedimiento quirúrgico, cambio de posición al dormir, dispositivos de avance mandibular, terapia de presión positiva, entre otras)”. 

No obstante, para Sandra Irene Zabala Parra, presidente de la Asociación Colombiana de Medicina del Sueño (ACMES), “lo recomendable es acudir primero al especialista y manifestarle los síntomas para someterse a un estudio de diagnóstico de sueño, también conocido como polisomnografía”. 

Por eso, no olvides asistir a tus controles médicos y llevar un estilo de vida saludable, así disminuyes el riesgo de sufrir esta y otras patologías como infartos y accidentes cerebrovasculares. 

Tags: ,