Las madres cumplen un rol fundamental en la sociedad, pues trabajan los 365 días del año para educar, consentir  y transmitirle a sus hijos lo mejor de sí. Por eso, al ser pilar del hogar, es necesario recordarles que al cuidar su salud, están cuidando de sí mismas y de sus familias.

Ser madre cambia la vida de cualquier mujer, pues al despertarse el instinto maternal, sus pensamientos y acciones siempre están orientados a velar por el bienestar de sus hijos: es un amor incondicional que puede llegar a generar un olvido de sí mismas o un sentimiento de culpabilidad al sentir que no pueden estar con ellos todo el tiempo. 

Es por esto que para muchas, el autocuidado pasa a un segundo plano, olvidando que para cuidar a los demás deben crear espacios para priorizar su salud física y emocional, como explica Jimmy Castañeda, miembro emérito de la Federación Colombiana de Obstetricia y Ginecología “son las madres quienes través del ejemplo pueden garantizarles a los niños mejores condiciones de salud, ya que incluso los hábitos saludables empiezan antes de nacer. Por lo tanto, si ella se cuida garantiza que exista una población más saludable”. 

¿Al ser mamá, cómo empezar a ponerte den un primer plano? Comienza por implementar estos cuidados de salud que seguro sacarán la mejor versión de ti misma: 

1. Cuida tu piel

Las cremas son uno de los regalos que más les gusta a las mamás, pues la mayoría buscan verse radiantes, por ello, recuerda dedicar unos minutos para realizar una rutina de belleza en la que limpies tu piel, apliques bloqueador solar y una hidratante. 

De igual forma puedes preparar una vez a la semana mascarillas naturales para eliminar las impurezas del rostro. Si eres una madre mayor de 50 años, es recomendable realizar un tratamiento de antienvejecimiento para estimular el colágeno en tu piel. 

2. Mantén una dieta saludable

Una buena alimentación garantiza un sistema inmunológico fuerte, logrando que el organismo cuente con la energía necesaria para llevar a cabo las actividades del día a día. Lo recomendable es que optes por un plato colorido, en el que se incluyan todos los grupos alimenticios, así como establecer un horario de comida para evitar comer por ansiedad. 

También, debes mantenerte hidratada, por ello, lo aconsejable es que tomes 8 vasos de agua al día. De esta manera, también ayudas a tu sistema digestivo y de paso mantienes tu piel más firme y elástica. 

3. Ejercítate practicando cualquier actividad física

Dedica por lo menos 30 minutos diarios a practicar yoga, bailar, caminar o hacer la actividad física de tu preferencia, así fortaleces el sistema cardiovascular, regulas la presión arterial, aumentas la fuerza muscular y mantienes el peso corporal adecuado. 

Pero, además de estos beneficios físicos, también se generan efectos emocionales positivos como el aumento de la autoestima, liberación de endorfinas y mejora en las relaciones sociales. Por ello, cada vez que terminas de ejercitarte te sentirás más alegre y con ganas de perseguir tus sueños. 

4. Evita el cigarrillo, el alcohol y otras sustancias tóxicas

El tabaco, el alcohol y otras sustancias tóxicas pueden ocasionarte enfermedades cardiovasculares, trastornos oculares, diabetes, enfermedades respiratorias, entre otras complicaciones de salud. Por ello, mejor abstente a incluirlos en tu dieta ya que no aporta ningún nutriente para tu cuerpo.

También te puede interesar: ¿Cómo puedo dejar de fumar?

5. Duerme bien 

Una madre trabaja 24/7 por ello es importante que mantengas una buena calidad del sueño, así te levantarás más enérgica y empezarás el día más motivada. Para lograr dormir mejor, dos horas antes debes evitar tomar bebidas que contengan cafeína y comer en exceso. 

De igual forma, una hora antes de acostarte crea una rutina en la que te desconectes de los aparatos electrónicos y dediques un momento para ti. Por ejemplo, cepilla tus dientes, aplica una crema hidratante en tu piel, medita y prepara la ropa que te vas a poner al siguiente día. 

6. Sigue cumpliendo tus sueños 

Hoy en día las ocupaciones laborales y familiares hacen que la mayoría de las madres olviden que siguen siendo mujeres llenas de sueños e ilusiones. Así que no olvides realizar una lista de los objetivos que te gustarían cumplir como iniciar un emprendimiento o inscribirte a un curso. Esto te ayudará a sentirte satisfecha por lograr lo que te propones. 

7. Realiza chequeos médicos

No olvides realizarte un chequeo médico general anualmente para realizarte exámenes como la citología, el cual se realiza para detectar a tiempo el cáncer de cuello uterino. Asimismo, el ginecólogo Jimmy Castañeda señala que “es importante realizarse el autoexamen mamario. De igual forma, las mujeres que se encuentran en bajo riesgo deben realizarse cada cinco (5) años la prueba del virus del papiloma humano (VPH)”. 

Por otra parte, la ginecóloga Myriam Constanza Pardo, ginecóloga de la cohorte materno perinatal de Compensar invita a aquellas madres que quieren volver a quedar embarazadas a asistir a una consulta preconcepcional para confirmar que se encuentran bien de salud. Por otra parte, si eres mayor de 50 años no olvides tomar el sol para fijar la vitamina D y realizarte la mamografía. 

¡Mamá! Es tiempo de encontrar espacios para cuidar tu salud y velar por tu bienestar, por ello,  te invitamos a que sigas estos consejos de salud. 

Tags: