etrato de una bella y alegre familia ideal agradable tres hijos preadolescentes mamá papá sentado en el suelo de la alfombra mostrando el techo buen cambio en la cómoda comodidad ligera blanca estilo casa interior

En tiempos de aislamiento es normal sentirse en algunos momentos triste por la incertidumbre, las restricciones o los cambios en las rutinas. Sin embargo, sonreír, sin importar las circunstancias, siempre será la mejor forma de afrontar la vida. Aquí algunos motivos para no dejarse vencer por la melancolía o pensamientos negativos. 

En ocasiones, alcanzar la felicidad parece una tarea difícil, sobre todo cuando la vida trae cambios drásticos o grandes pérdidas. No obstante, aún en la más densa oscuridad siempre es posible encontrar razones para seguir adelante, crear nuevas formas de vivir y, lo más importante, no dejar de sonreír. 

Según Jose Miguel Caro, chief happiness officer en Plurum, “en estos momentos estamos viviendo una etapa de oscuridad por lo que está sucediendo, pero lo que deberíamos pensar es que aquí y ahora podemos sacar adelante nuestros talentos y fortalecer diferentes dimensiones de nuestra vida”.

Para empezar a ser feliz solo se necesita tomar la decisión de serlo, ya que como asegura José Miguel Caro “el que toma la decisión de ser feliz lo será con, sin o en contra de las circunstancias. Por eso, se crea un escenario óptimo para buscar la felicidad cuando se entiende que esta no está en lo material o en lo que te sucede. En realidad, la felicidad nace de la decisión de apostarle a la vida y a su propósito”. 

Y es que la felicidad está muy asociada con la alineación de un propósito: “en la medida que se encuentre una vida con propósito, con sentido, con dirección, se podrá encontrar un mejor vehículo para tener plenitud y alcanzar la fluidez en un sentido personal y en las relaciones con los demás, porque la vida vista desde la línea del propósito permite alcanzar un escenario de felicidad” afirma Caro. 

Pero, ¿cuáles son los elementos de la felicidad? ¿Qué hace a un individuo ser considerado una persona feliz? Según José Miguel Caro el ADN de la felicidad está compuesto por:

  1. Coherencia: alineación entre lo que piensas, dices y haces. 
  2. Gratitud: valor presente en la vida. El que no agradece lo que tiene hoy, no va a agradecer lo que tenga mañana. 
  3. Servicio: cuando pones tus habilidades, virtudes o dones al servicio de los demás. El verdadero servicio se mide por las personas a las que ayudas en el día a día y no a las que mandas.
  4. Compasión: sentido más elevado de la empatía. Tener la capacidad de ponerse en el lugar del otro y sentir lo que siente. 
  5. Resiliencia: capacidad de sobreponerse a lo que nos pasa, saliendo fortalecidos. También es la capacidad de pedir ayuda cuando se necesita. 

Motivos para sonreír 

Ya conociendo cuáles son esas características de una persona que vive en felicidad, te compartimos una lista de razones para sonreír:

1. Disfrutar tiempo en casa: además de acercar a los parientes y fortalecer los vínculos familiares, estar en casa permite mejorar la autoestima, ayuda a liberar el estrés y mejora la comunicación. 

2. Aprender un nuevo curso: tomar un curso en alguna de las áreas de tu interés no solo te permitirá fortalecer tus capacidades, sino también concretar una idea de negocio. Por eso, no dudes en inscribirte en cualquiera de los cursos que Compensar ha creado especialmente para ti.

3. Potencializar tus competencias digitales: tener estas habilidades te permitirá ser capaz de optimizar tiempos gracias al uso de herramientas digitales. Asimismo, te hace más potencial para un trabajo y te permitirá conocer un nuevo lenguaje. 

4. Agradecer por estar vivos: la gratitud ayuda a desprenderte de las cosas que te sucedieron en el pasado y te ayuda a liberarte de todo aquello que no te ha sucedido, es decir del futuro. Por eso, vive en el presente y agradece por el aquí y el ahora.

5. Leer o escuchar tu música favorita: dedicar tiempo a una lectura emocionante o sentarse a disfrutar de esas melodías que te hacen vibrar suelen ser razones muy valiosas para sonreír. Tener tiempo para tu tranquilidad te ayuda a eliminar las tensiones y reencontrarte contigo mismo. 

6. Compartir tiempo con tus amigos: tener amigos es uno de los grandes regalos de la vida. Por ello, organiza una videollamada con todos tus amigos y tengan una buena conversación donde se rían y recuerden momentos memorables. 

7. Descubrir una película o serie nueva: ver una serie o película que no conocías permite desarrollar la creatividad, reflexionar acerca de la vida, mejora la respuesta del sistema nervioso y permite hacer catarsis. 

8. Aprender un nuevo idioma: hablar otro idioma te permitirá fomentar la independencia, mejorar las oportunidades laborales y es una oportunidad fantástica para interactuar, aprender y descubrir otras culturas.

9. Cuidar el planeta: ayudar al medio ambiente te permitirá preservar la vida humana y la de las demás especies que la acompañan. Para cuidarlo solo necesitas aprender a separar los residuos o instruirte en cómo utilizar esos objetos que ya no usas.

10. Ser solidarios: no hay nada que llene de más alegría un corazón que ayudando a los demás. Por eso, no temas en darle la mano a aquel vecino que está pasando por situaciones difíciles o en poner tus conocimientos al servicio de la comunidad. No olvides que cuando se ayuda a los demás, te ayudas a ti mismo.

Con estos motivos esperamos que recuerdes los beneficios y lo valioso que es sonreír, porque como dice José Miguel Caro “la sonrisa es el sistema de iluminación de tu cara, de enfriamiento de tu cabeza y de calefacción de tu corazón”.

Tags: