Manos de humanos sosteniendo una planta

El efecto dramático en la disminución de emisiones de CO2 como resultado de las medidas tomadas alrededor del mundo con el fin de frenar la expansión del Coronavirus, es un hecho sin precedentes, que según escribió a mediados del 2020 Matt McGrath, corresponsal de medioambiente para la BBC, no se compara con el alcanzado en ninguna guerra o recesión vivida en el pasado.

Sin duda, es momento de redefinir la relación del ser humano con la naturaleza, y la coyuntura de los últimos meses ha planteado, como nunca antes, una serie de desafíos ambientales que deben ser priorizados y atendidos de manera inmediata, pues aunque los cierres, por cuenta de la pandemia, hayan logrado bajar el ritmo de la contaminación dándole  un “respiro” al planeta, lo cierto es que para lograr un efecto sostenido en el tiempo es necesario un cambio global real, que involucra a todos los actores de la sociedad, entre ellos, entidades públicas, empresa privada y ciudadanía en general.

La apuesta por el desarrollo sostenible

En este contexto, el sector empresarial juega un papel decisivo de cara al aseguramiento de un desarrollo sostenible, lo que se traduce no solo en la protección del planeta y el mejoramiento de la calidad de vida de las personas, sino además en una importante ventaja competitiva para las compañías, pues tal y como lo evidencian diversos estudios realizados alrededor del mundo, los consumidores prefieren a las empresas que dan prioridad a sus empleados, a la comunidad y al medioambiente.

Precisamente, consciente de que uno de los fundamentos del progreso colectivo es la protección del planeta, desde su nacimiento, hace 42 años, Compensar articula su propuesta de bienestar integral con estrategias ambientalmente sustentables, en una responsabilidad que abarca la gestión de residuos, agua, biodiversidad y energía, y como resultado de su compromiso en esta materia, en el marco de la conmemoración del Día Mundial de la Educación Ambiental, recibió por parte de la Secretaría Distrital de Ambiente un reconocimiento por su aporte a la consolidación de la educación ambiental y se hizo merecedora de una distinción que en sus anteriores versiones era exclusiva para docentes de instituciones educativas.

Amigables con el planeta

El compromiso de Compensar en este sentido se hace explícito en su política corporativa de gestión ambiental, por lo que continuamente realiza acciones que aportan a la recuperación, conservación y protección del planeta, entre ellas: la implementación de sistemas de energías renovables, la elaboración de compostaje como abono para la recuperación de pastos, el desarrollo de infraestructura sostenible que contribuya al aprovechamiento de la luz solar, las aguas lluvias y los sistemas naturales de ventilación, sumado a la reutilización de más del 80 por ciento de los residuos generados; y una clara muestra de ello es el aprovechamiento de más de 182 toneladas de residuos reciclables y 9 toneladas de aceite de cocina usado en el 2020, labor que además hizo posible captar recursos por más de $52.000.000, los cuales fueron destinados a financiar los programas sociales de la Red de Solidaridad de Compensar.

“Nuestros residuos no se convierten en basura, sino que los reciclamos y con el apoyo de nuestra red de proveedores especializados recuperamos diferentes materiales y los convertimos en productos aprovechables, con lo que contribuimos a la generación de conciencia ambiental y a la extensión de la vida útil del relleno sanitario de Bogotá que, de por sí, ya excede su capacidad”, afirmó Henry Salinas, coordinador de gestión ambiental de Compensar.

Colibrí polinizando una flor

Con la cabeza en la tierra

Sumado a ello, a través de su programa “Con la cabeza en la Tierra”, Compensar, adelanta diferentes acciones de sensibilización en sus sedes, proyectos de vivienda, centros turísticos y los jardines sociales que administra, para promover, entre otros, la reutilización de residuos, el ahorro de agua y energía, y el uso de medios de transporte alternativo, impactando a más de 100.000 personas durante los últimos 6 años.

“La única solución sostenible en el tiempo es la adopción de un cambio en el estilo de vida: reutilizando, reparando, consumiendo de otra forma” advirtió Salinas, agregando que “los seres humanos somos un resultado social y no podemos actuar solos si queremos lograr cambios significativos para las futuras generaciones”.

Adicionalmente, la entidad lleva a cabo un programa de Compras Verdes, con el fin de alinear los criterios de adquisición de insumos con los requisitos y tendencias ambientales, dando prioridad a estas características como un factor relevante en la selección de proveedores, asimismo, permanentemente realiza acciones de reforestación en zonas aledañas a sus hoteles Lagomar y Lagosol, los cuales cuentan con el Sello Ambiental Colombiano.

De este modo, Compensar continúa impulsando medidas y sumando esfuerzos que redunden en la protección del medioambiente, seguros de que solo de esta forma es posible pensar en un mejor mañana, ese en el que personas de todas las edades puedan disfrutar de salud, calidad de vida y por supuesto, todos los recursos naturales que les proporcionan bienestar integral.

Más información en www.compensar.com