Para ser emprendedor no tienes que renunciar a tu trabajo, por eso, cada vez más las empresas buscan que sus equipos estén conformados por intraemprendedores.  ¿Cómo convertirte en uno de ellos? ¡Aplica estos consejos! 

Hemos crecido con la creencia de que nadie es imprescindible en una empresa. No obstante, en los últimos años el concepto intraemprendedor ha comenzado a desmentir este paradigma, esto gracias a la hiperconectividad y a la cuarta revolución industrial, dos factores que han hecho que el colaborador se convierta en una pieza clave de los procesos de innovación de una empresa. 

Tal como afirma Juan Martínez-Barea, experto en innovación y tecnologías disruptivas, en su libro El mundo que viene, “si miramos a nuestro alrededor con atención, ya podemos identificar algunos ejemplos de esta nueva generación de líderes, que de forma anónima están respondiendo a la llamada de “Shackleton”. Son hombres y mujeres dispuestos a sacar lo mejor que tienen dentro, para echarse sobre sus hombros la responsabilidad de construir un mundo mejor y ayudar a resolver los grandes problemas de la sociedad que les rodea y de toda la humanidad”.

Y es que “un intraemprendedor es aquella persona que tiene la capacidad de trabajar con los recursos de la organización para generar una propuesta de cambio, señala Luisa Salazar, gerente de Innovación en Compensar. Pero, cómo saber si cuentas con el potencial para ser un intraemprendedor.  Realiza el siguiente test y descúbrelo. 

¿Eres un intraemprendedor? 

1.  ¿Con cuál de estas cualidades te identificas más?
2.    Si te dan una crítica. ¿Cómo respondes?
3.     Si se presenta un problema en el trabajo, yo:



4. ¿Cada cuánto te informas de las tendencias del sector en el que trabajas?

5.  ¿Qué tan identificado te sientes con la cultura corporativa de tu empresa? 

Más de 5 puntos 

¡Eres un intraemprendedor! Eres creativo, tienes la capacidad de resolver problemas y cuando algún proyecto no sale como esperabas, no te desanimas, sino que sigues siendo perseverante. Desde luego, buscas salir adelante y beneficiar a tu empresa, convirtiéndote en una pieza clave para la organización en la que trabajas. Por eso, estos consejos te ayudarán a seguir siendo el colaborador que toda empresa quiere tener. 

Menos de 5 puntos 

¡Vuélvete indispensable! Todavía necesitas trabajar más en ti para comenzar a destacarte profesionalmente. ¿Cómo conseguirlo? Te lo contamos: 

  1. Identifica las características que tiene un intraemprendedor: según Luisa Salazar, gerente de Innovación en Compensar, “los intraemprendedores se caracterizan por ser disciplinados, contar con una visión crítica de los negocios y reconocer sus fortalezas y debilidades”. Por lo tanto, debes: 
  • Informarte sobre las tendencias del mercado. No hay duda de que como afirmó Juan Martínez-Barea, experto en innovación y tecnologías disruptivas en su charla TED: El motor que mueve el mundo “el cambio tecnológico es exponencial. Por lo tanto, la única manera de competir es innovando y siendo ambicioso”. Por eso, hay que anticiparse a las tendencias y estar preparado para las exigencias del mercado. 
  • Conoce bien la empresa: desarrollar un nuevo producto o una nueva línea de negocio requiere entender muy bien el core del negocio, conocer el mercado en el que se mueve la empresa, así como los competidores. Esto asegura que la compañía se diferencie de las demás organizaciones. 
  • Acciona: si crees tener una buena idea que beneficia al negocio, no temas en darla a conocer a tu jefe y compañeros. Atrévete a exponerla porque si te quedas en la duda no producirás un cambio. 
  • Conócete: un intraemprendedor identifica sus habilidades, pero también reconoce sus oportunidades de mejora. Esto le permite ser consciente de sus pensamientos y emociones, logrando no solo tener una visión crítica sino tener la capacidad de liderar al equipo de trabajo que lo acompañará en el desarrollo de su proyecto. 

También te puede interesar: ¿Cómo lograr un equipo de trabajo más creativo?

Un intraemprendedor logra cambiar un modelo de negocio, desarrollando una propuesta que contribuirá a la sostenibilidad de la empresa, pero como señala Luisa Salazar requiere de un equipo que confíe en él, y de una compañía abierta al cambio en busca de hacer las cosas de manera distinta para innovar dentro de la misma”. 

No necesitas renunciar a tu trabajo para emprender, desde la labor que realizas diariamente puedes ser un intraemprendedor, beneficiar a tu empresa y crear un modelo de negocio que genere cambios sociales, ambientales y económicos.