Comer de manera saludable es una de las claves para evitar que tu hijo sufra de enfermedades como diabetes y obesidad. Aquí te damos algunos tips para que sepas como hacerlo y a preparar una receta fácil y práctica.

La Organización Mundial de la Salud asegura que “la obesidad infantil es uno de los problemas de salud pública más graves del siglo XXI. De hecho, en todo el mundo, el número de  niños pequeños (de 0 a 5 años) que padecen sobrepeso u obesidad aumentó de 32 millones en 1990, a 41 millones en 2016”.

Así que para cuidar de la salud de tus hijos, la pediatría María Catalina Bagés, miembro de la Sociedad Colombiana de Pediatría, te da los mejores consejos para enseñarle a tus hijos a alimentarse bien. No olvides, que entre más temprano (0 a 5 años) les enseñes hábitos saludables, será más fácil que ellos los implementen en su vida diaria.

  1. Los niños imitan y reproducen todo lo que hacen sus padres, debido a que es una de las maneras más eficientes para su aprendizaje. Como dentro de su proceso de desarrollo todavía no son conscientes de los buenos y malos hábitos, debes pensar en cada acción que realizas frente a ellos. Lo recomendable es que implementes hábitos saludables, así tus hijos también los adoptarán.
  2. Es esencial que en cada comida (desayuno, almuerzo y cena) todos coman juntos. Esto no solo genera beneficios nutricionales sino que ayuda a su estabilidad emocional.
  3. No lo obligues a comer. Cuando los niños se encuentran en este rango de edad (2 a 5 años) es normal que existan días en los que quieran comer más y otros en los que se les disminuye el apetito. Por eso, sé paciente.
  4. La comida no es un premio ni un castigo. Recuerda que es una necesidad fisiológica. Por ello, no los felicites por comerse todos sus alimentos.

Ya que conoces estas claves, pon en práctica tus conocimientos culinarios junto al chef  Daniel Cristancho de Escuela de Capacitación de Compensar quien te enseñará una receta fácil para prepararle a tus hijos:

¿Sabes qué nutrientes le debes dar a tu hijo?

La pediatría María Catalina Bagés, miembro de la Sociedad Colombiana de Pediatría te recomienda seguir las siguientes pautas para proporcionarle a tu hijo una dieta saludable.

  • Consumir lácteos enteros para fijar el calcio en sus huesos. Estos no deben contener azúcar añadida.
  • Incluir tres porciones de fruta distribuidas en el desayuno, media mañana y media tarde.
  • Comer dos porciones de verduras en el almuerzo y cena.
  • Proporcionar  proteínas como carne, pollo, pescado fresco y huevo. Se recomienda que éste último se consuma por lo menos tres veces a la semana. De hecho, las Guías Alimentarias Basadas en Alimentos del Ministerio de Salud y Protección Social recomiendan uno diario.
  • Dos veces a la semana en su comida debes incluir granos y  legumbres como lentejas y garbanzos. Es importante aclarar que las legumbres no reemplazan las verduras.
  • No olvides incorporar un cereal en cada comida principal. Procura que sean integrales.
  • Cuando cocines hazlo con aceites ricos en grasas buenas como el aceite de oliva.
  • Evita el consumo de azúcar añadida y embutidos como salchicha, mortadela, entre otros. Si esto sucede, procura que solo pase una vez al mes.
  • La bebida por excelencia debe ser el agua. Si vas a hacer jugos deben ser máximo de 4 a 5 onzas al día.  Sin embargo, lo recomendable es comer la fruta entera.

No olvides que como afirma la pediatría Bagés, “la alimentación es el mecanismo por el cual nuestro cuerpo va a adquirir los nutrientes que son necesarios para tener un crecimiento físico adecuado y mantener un desarrollo psicomotor óptimo”.

Por eso, sigue estas recomendaciones, visita al pediatra  y evita implementar los consejos de influenciadores, pues solo los profesionales de salud pueden aconsejarte lo mejor para tu hijo.