Hombre analizando la organización de su empresa

Delegar funciones va mucho más allá de entregar una responsabilidad a algún miembro del equipo. También, tienes que ser claro y empático. Descubre si sabes asignar tareas respondiendo el siguiente test. 

Cualquier persona que lidere un equipo de trabajo busca alcanzar los objetivos trazados. Para ello, el talento humano se convierte en su principal apoyo para lograrlo. Sin embargo, el trabajo remoto y las obligaciones del día a día tienden a afectar el proceso de delegación de funciones. 

Por eso, en Revista Compensar hemos desarrollado un test que te permite conocer si estás delegando correctamente las funciones a tus colaboradores. 

Test: ¿sabes delegar funciones en una empresa? 

 

 

1. ¿En este momento sabes qué tarea están realizando tus colaboradores? 
2. Cuando designas tareas a tu equipo de trabajo, ¿qué medio escoges para hacerlo?

3. ¿Conoces las fortalezas y debilidades de tu equipo de trabajo?
4. ¿Cuál de estas fortalezas crees que debe predominar a la hora de delegar funciones?




5. ¿Tienes definida la fecha a los entregables de tus colaboradores?

¡No cabe duda de que eres muy asertivo asignado tareas en la empresa! 

Si obtuviste de 8 a 10 puntos significa que entiendes la importancia de generar una comunicación de doble vía. Sabes que en el proceso de delegar funciones debes generar una experiencia positiva para las dos partes involucradas. Por ello, no dudamos que eres un líder que empodera a su equipo.

¡Debes mejorar en la asignación de tareas y la retroalimentación!

Si obtuviste menos de 8 puntos debes comprender la importancia de reconocer los talentos de cada miembro de tu equipo. De igual forma, confía en que cuentas con las personas idóneas para efectuar cada tarea. 

Sin importar el resultado que hayas obtenido debes tener en cuenta las recomendaciones de Andrés Rojas, coordinador corporativo y de talento humano de Compensar:

  • Planeación: el líder debe realizar un plan de trabajo en el que defina las acciones que hará cada uno de sus colaboradores. Recuerda que, no solamente debes pensar qué vas a hacer sino con quién lo realizarás. 
  • Conoce a tu equipo de trabajo. Ten claras las habilidades y oportunidades de mejora de tu equipo. De esta manera, sabrás qué tarea delegarle a cada persona.
  • Comunicación asertiva: asegúrate de expresar claramente la idea, así como la fecha de entrega. No olvides mantener una escucha activa para saber si tu equipo tiene alguna duda. 
  • Empatía y confianza: no temas en ceder el control. Recuerda que contrataste a los mejores para desarrollar esa labor. Por ello, así en este momento no estés viendo a la persona hacer su trabajo, confía en que está dando lo mejor de sí para desarrollarlo.
  • Implementa herramientas tecnológicas. No olvides actualizarte y encontrar programas que te permitan realizar un seguimiento, así sabrás qué tarea está desempeñando cada miembro de tu equipo. Te recomendamos implementar la herramienta ‘Tello’.
  • Conoce el estado de ocupación de tu equipo: antes de designar una tarea ten claro el porcentaje de ocupación de cada uno para distribuir equilibradamente las labores. De esta forma, no sobrecargas a nadie. 
  • No le designes todo “al mejor”: algunas veces, las personas tienden a delegarle todas las funciones a una persona porque confían más en este individuo. Sin embargo, esto puede hacer perder un talento valioso. Por ello, cuenta con cada miembro de tu equipo. 
  • No delegues vía correo electrónico o whatsApp. Programa una videoconferencia para escuchar a tu equipo. De igual forma, no te desesperes si no te contestan inmediatamente puesto que al fin y al cabo el teletrabajo se mide por resultados. 

Para Luz Dary Meneses, directora general de Sizigia Potencial Humano, expertos en productividad y felicidad organizacional, “además de establecer una comunicación clara hay que saber manejar la emocionalidad. Frente a esto, debes transmitirles a los empleados la sensación de tranquilidad y hacerles saber que la empresa la hacen todos y ellos son indispensables para avanzar y crecer”. 

Por ello, también es fundamental comunicarles la importancia del autocuidado, puesto que en esta época de confinamiento y trabajo remoto es vital conocer cómo se siente el colaborador frente a la tarea asignada y si cuenta con el entorno propicio para desempeñarla. En ese sentido, delegar funciones no se convierte en una carga sino en una oportunidad para aumentar la confianza y empatía en su equipo.

Tags: