Además de ser nativos digitales, la hiperconectividad y el pragmatismo son sus principales características. Conozca más acerca de ésta generación y encuentre nuevas oportunidades de negocio.

El acercamiento efectivo con esta generación inicia cuando se comprende la importancia de la segmentación de audiencias y las diferencias entre cada una de ellas. Para Angélica Travecedo, directora de PHD Media Colombia, una segmentación óptima permite ver más allá del comportamiento de una audiencia o consumidor y facilita llegarle a quienes realmente están interesados en sus productos.

Es decir que, a pesar de que las personas a las que le quiera llegar compartan características demográficas o todavía no posean el producto o servicio que está ofreciendo, no quiere decir que estén interesados en su organización. Además, que no puede tener el mismo acercamiento con Baby Boomers, Millennials y Centennials.

Por lo tanto, también debe tener clara la diferencia entre los Millennials, nacidos entre 1981 y 1994, y los Centennials, nacidos entre 1995 y 2017, debido a que la línea divisoria entre ellas es muy difusa. De hecho, aunque ambas se preocupan por su entorno social, su percepción frente a temas como la educación, el trabajo y uso de las tecnologías es completamente diferente.

De acuerdo con Aura Cifuentes, investigadora del Observatorio de Sociedad, Gobierno y Nuevas Tecnologías de la Universidad Externado de Colombia, a diferencia de los
Millennials, que priorizan todo lo que está relacionado con su personalidad, los Centennials se preocupan por el trabajo en equipo y la capacidad que tiene la sociedad para satisfacer las necesidades de todos.

Por otra parte, mientras que los Millennials establecen objetivos personales y profesionales a mediano y largo plazo: los Centennials lo hacen a corto plazo y dan por desaparecido el trabajo fijo e incluso se plantean reemplazar la educación tradicional por la educación vocacional.

Partiendo de esto, Travecedo plantea que los principales retos para que se de un acercamiento efectivo con ésta ultima son los siguientes:

1. Dejar de encasillarlos:

Este puede ser el principal reto, porque ésta generación no está interesada en que los encajen a la fuerza dentro cierto tipo de intereses. El hecho de que sean jóvenes, no quiere decir que tengan los mismos hábitos, ideales, comportamientos y lenguajes.

2. Marca ambivalente:

Independientemente al sector al que pertenezca su empresa, recuerde que también tiene una identidad y por querer llegarle a un segmento joven, no se puede moldear y tomar tonos de comunicación que no le pertenecen. Esto, en vez de contribuir a su acercamiento, puede generar confusión.

El reto está en encontrar un ‘gancho’ de interés para ellos, pero sin dejar de lado su tipo de marca, sector, identidad y cultura.

3. “NO SER” también es una posibilidad:

En el afán por querer hacer encajar a los Centennials, las empresas olvidan que así compartan ciertas características, eso no los convierte en una masa homogénea y es allí en donde sin darse cuenta pueden surgir nuevas oportunidades. Porque quienes no encajan en ese grupo analizado también pueden convertirse en una audiencia importante.

Por último, tenga en cuenta que es una generación que ya lo ha visto todo y su nivel de asombro es mucho más alto que el de sus hermanos mayores, los Millenials, gracias a que son nativos digitales. Antes de poner en marcha una estrategia de acercamiento con éstas audiencias, asegúrese de hacer un estudio consciente sobre ellos para saber si sus intereses son compatibles con los productos y servicios de su organización.