Cada minuto se compran en el mundo un millón de botellas de plástico y anualmente se usan cerca de 500 mil millones de bolsas. Según la Organización de las Naciones Unidas, el consumo excesivo y la falta de conciencia han empeorado los efectos del cambio climático, los cuales han afectado a más de 62 millones de personas en los últimos años. 

En contraste, la sociedad se está moviendo hacia un despertar de conciencia donde todos los países y organizaciones son determinantes para generar acciones en beneficio del planeta y la emergencia climática que empeora cada día y que tiene efectos negativos sobre la calidad de vida, como consecuencia de olas de calor extremo, polución atmosférica, incendios en los bosques, inundaciones, sequías, entre otros. No en vano, recientemente Greta Thunberg, fue elegida como la persona del año 2019 por la revista Time, valorando el aporte de la joven activista sueca a la creciente preocupación de las nuevas generaciones por el cuidado del medio ambiente, en una carrera contra el tiempo que exige un cambio global real. De igual manera, en Colombia, las organizaciones cada vez son más conscientes de la necesidad de reducir el impacto de sus operaciones sobre el medio ambiente, lo que se traduce no solo en la protección del planeta, sino además en una importante ventaja competitiva para las compañías. 

En este contexto, el pasado 29 de noviembre, el Programa de Excelencia Ambiental Distrital PREAD, de la Secretaría Distrital de Ambiente de Bogotá, exhaltó a las 20 empresas con mejores prácticas en gestión ambiental, donde la Caja de Compensación Familiar Compensar ocupó el primer puesto a nivel distrital en el sector de servicios, participando con sus sedes Calle 42, Calle 26, Suba Integral y Primera de Mayo, además de la distinción Elite, la más alta de la categoría, para la sede Calle 94. 

Esta distinción da cuenta del compromiso medioambiental de Compensar, quien además de ser referente de bienestar integral, se preocupa por ser ejemplo en materia de sostenibilidad, una responsabilidad que abarca la gestión de residuos, agua, biodiversidad y energía. Y, muestra de ello, son algunos de los resultados del último año, donde logró una reducción significativa en el consumo de agua en sus sedes, con una diferencia de cerca del 40% en relación con años anteriores; además de transformar, mediante la técnica de compostaje o reuti-lización, más del 80% de los residuos generados, y reciclar alrededor de 280 toneladas de material. 

Adicionalmente, lleva a cabo un programa de Compras Verdes, con el fin de alinear los criterios de adquisición de insumos con los requisitos y tendencias ambientales, dando prioridad a estas características como un factor relevante en la selección de proveedores. Asimismo, a través de su programa “Con la cabeza en la tierra”, desarrolla diferentes acciones de sensibilización con colaboradores y usuarios para promover el uso de medios de transporte alternativo, registrando cerca de 5.000 viajes al mes en bicicleta. De otro lado, permanentemente realiza programas de reforestación en zonas aledañas a sus hoteles Lagomar y Lagosol, los cuales cuentan con el Sello Ambiental Colombiano. 

Recibir este nuevo reconocimiento insta a Compensar a seguir articulando su propuesta de bienestar integral con estrategias ambientalmente sustentables, compromiso fundamental en el propósito de construir un mejor futuro para todos los colombianos.