Según los expertos, la diversidad de la planta de personal de las compañías está directamente relacionada con su productividad. Y es que, un entorno laboral plural, que potencialice el desarrollo e impulse el talento de las personas sin importar su género, raza, orientación sexual, edad o situación de discapacidad; multiplica las posibilidades de lograr un liderazgo inclusivo; fortalece el compromiso; facilita el aprovechamiento de diferentes habilidades en función de un objetivo, permite obtener mejores resultados y favorece al mismo tiempo la calidad de vida de los empleados. 

Precisamente, este fue el tema central de reflexión del “Día del Ejecutivo de Gestión Humana” organizado por la Asociación Colombiana de Gestión Humana – ACRIP, que el pasado 5 de febrero reunió en Bogotá a más de 400 profesionales de los departamentos de personal de distintas organizaciones, con el fin de promover la colaboración y creación de espacios académicos, buenas prácticas y tendencias globales, en esta oportunidad, en torno a la diversidad como una herramienta para apalancar la productividad y la competitividad. 

En línea con su filosofía de equidad, la Caja de Compensación Familiar Compensar, se vinculó al evento, consciente de que la diversidad y la inclusión son un imperativo que impulsa su capacidad para atraer, desarrollar y retener el mejor talento, así como para crear equipos comprometidos y ofrecer soluciones que se traduzcan en bienestar integral para todos los colombianos. 

En este sentido, esta Caja desarrolla permanentemente programas y acciones orientadas a favorecer la calidad de vida de sus cerca de 12.500 colaboradores sin distinción de nacionalidad, edad, género, cultura, credo, raza u orientación sexual y, además, promueve la vinculación laboral de personas con discapacidad motora y cognitiva mediante un programa adelantado en convenio con el SENA. 

Asimismo, y con fin de aportar a la consolidación de una sociedad más equitativa, justa e incluyente, impulsa programas especializados y encaminados a fortalecer el tejido social, la innovación, la productividad y el hábitat sostenible en poblaciones rurales de los municipios de Yacopí, Caparrapí, La Palma, Guaduas y Villeta, históricamente afectados por la violencia. 

De igual manera, por medio del Programa de Inclusión Laboral de su Agencia de Empleo y Emprendimiento favorece la vinculación de personas desmovilizadas del conflicto armado, mediante la alianza con la Agencia Nacional para la Normalización y Reintegración ARN; así como de la población civil afectada por el conflicto armado y de personas con discapacidad, favoreciendo el desarrollo de sus habilidades y su ubicación laboral mediante una ruta de atención especializada para esta población. 

Más información en www.compensar.com