La neumonía es una de las principales causas de mortalidad infantil en menores de cinco años. Sin embargo, teniendo las precauciones necesarias y siguiendo las recomendaciones de los especialistas, es una enfermedad prevenible. Descubre cómo proteger a tus hijos.

La neumonía es una enfermedad en la que se produce una infección respiratoria que afecta gravemente a los pulmones. Ésta puede ser causada por bacterias, virus y hongos, y es la causal de alrededor de un millón de muertes al año, según cifras proporcionadas por la Organización Mundial de la Salud.

Tipos de neumonía 

Según la neumóloga Catalina Vásquez, miembro de la Asociación Colombiana de Neumología Pediátrica, la neumonía se clasifica en:

●     Neumonía viral: es una de las causas más frecuentes de infección en niños menores de cinco años, la cual es generada por virus como la influenza, parainfluenza, adenovirus, entre otros.

●    Neumonía bacteriana: este tipo neumonía se puede producir por organismos como el Streptococcus pneumoniae o el germen Mycoplasma Pneumonia, que es el que produce neumonía atípica, la cual es menos frecuente y provoca síntomas más leves.       

●    Neumonía por aspiración: se origina por un inhalación, causando hinchazón en los pulmones.

●    Neumonía lipoidea: se genera por la acumulación de lípidos en los pulmones.

Y la neumóloga pediátrica Ingrid Rodríguez señala que: “Cabe aclarar que estos tipos de neumonía se pueden adquirir en el ámbito hospitalario o en comunidad”. Y por ello te damos estas  recomendaciones para prevenir la neumonía infantil.

¿Cómo prevenirla?

●    La mejor prevención es la leche materna exclusiva hasta los 6 meses, ya que, proporciona los nutrientes necesarios para protegerlos contra enfermedades como la diarrea y la neumonía.

●    Cumple con el esquema de vacunación contemplado por el Ministerio de Salud y Protección Social.

●    Lávate y lávales muy bien las manos antes de comer o preparar alimentos, después de ir al baño y cuando llegues a la casa.

●   Proporciónale a tu hijo una dieta balanceada rica en frutas, verduras, legumbres y cereales integrales que mantengan un buen funcionamiento del sistema inmune.

●    Evita fumar, especialmente cerca a los menores, porque esto aumenta el riesgo de padecer neumonía viral y bacteriana.

●    Procura que tu hijo menor de dos años asista a guarderías, si sí debes dejarlo ,  evita llevarlo cuando tenga gripa, debido a que así previenes futuras complicaciones y que otros niños se contagien.

●    Si tienes gripa usa tapabocas.

●    Restringe las visitas a los menores de tres meses porque ellos son susceptibles a enfermarse más fácilmente.

●    Si tu hijo es menor de 6 meses, evita llevarlo a a sitios, como centros comerciales, donde haya mucha gente.

También te puede interesar: Lávate bien las manos y evita enfermedades

Si tu hijo presentar dificultad para comer debido a una fuerte tos o respiración rápida, hundimiento de las costillas o somnolencia excesiva, llévalo al médico lo más pronto posible.